Niño en la cosecha del algodón

 

Ante los tribunales del Reino Unido, dos organizaciones de derechos humanos han presentado una solicitud para que se haga una revisión judicial del sistema de cuotas preferenciales de importación de algodón uzbeko por el uso de trabajo esclavo en la cosecha.

La acción legal ha sido presentada por el Foro Uzbeko Alemán de Derechos Humanos, que cada año revisa la situación laboral en la recolección del algodón, y GLAN, Global Legal Action Network.

El sistema de cuotas preferencial forma parte de un tratado firmado entre Uzbekistán y la Unión Europea, UE, cuyo objetivo es aumentar el comercio entre las partes. Con la salida del Reino Unido de la Unión Europea, este sistema de cuotas preferenciales seguiría operando por lo que las partes accionantes esperan que con la revisión judicial se elimine el sistema por parte del Reino Unido al dejar de ser parte de la UE.

Uzbekistán es uno de los países más grandes productores de algodón, generando ingresos por mil millones de dólares. Este año, por ejemplo, se estima que cosecharán 2.9 millones de toneladas de algodón crudo.

Sin embargo, desde hace varios años se han hecho varias denuncias en materia de derechos humanos por el uso de trabajo esclavo en su cosecha. Así, por ejemplo, se ha señalado que los niños son sacados de las escuelas para ir a la cosecha del algodón, sin pagarles, además, un salario. También se ha acusado que funcionarios públicos como bomberos, policías y trabajadores de la empresa pública de agua y de depósitos de petróleo, son llevados a los campos a recolectar el algodón.

Los problemas relacionados con el algodón uzbeko han alcanzado incluso a la semana de la moda en Nueva York en cuya edición de 2011 manifestantes evitaron que se presentara la pasarela de la empresa Guli de la otrora poderosa hija del expresidente uzbeko, Gulnara Karimova. Desde entonces Karimova, ha pasado de ser “uno de los rostros jóvenes más prominentes de Uzbekistán”, a estar sujeta a proceso.

Pese a que el actual presidente de Uzbekistán Shavkat Mirziyoyev ha impulsado reformas para evitar el trabajo infantil, los activistas de derechos humanos reportan que se trata de una situación que persiste. Asimismo, pese a la promesa del presidente de no “comisionar” a servidores públicos a la recolección del algodón, estas organizaciones también han reportado que se sigue forzando el trabajo manual de estos trabajadores.

“La revisión judicial está diseñada para forzar al gobierno a reconsiderar activamente la importación al Reino Unido de bienes hechos con mano de obra esclava”, declaró a los medios Gearóid Ó Cuinn, director de GLAN.

“En la actualidad hay una inundación de bienes que están entrando a nuestras cadenas de suministros y que pueden estar corrompidos con esclavitud moderna y miseria humana. Nada como esto ha sido intentado antes en los tribunales europeos y espero que esta acción que estamos tomando en el Reino Unido pueda potencialmente reverberar en todo el continente europeo”, concluyó el abogado.

Por lo que corresponde a la industria de la moda, más de 100 empresas se han comprometido a no usar algodón uzbeko, entre ellas el grupo INDITEX, que incluye a Zara y ocho marcas más, American Eagle Outfitters, Adidas, Spalding, Alexander McQueen, Ann Taylor, Levi Strauss & Co, etc.

Más información theguardian.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen ethicalcorp.org