Bandera del orgullo gay

 

El gobierno de Uganda anunció los planes de presentar en estas semanas al Parlamento una nueva iniciativa para reformar la legislación penal e imponer como sanción a actos de homosexualidad la pena de muerte. Es un nuevo intento del gobierno ugandés de castigar de esta forma una conducta que dicen no es natural a los ugandeses.

En diciembre de 2013, el parlamento ugandés aprobó reformas para sancionar con cadena perpetua ciertos actos de homosexualidad. La propuesta original incluía la pena de muerte como sanción, pero debido a la gran presión internacional, la disposición fue cambiada. Esta ley, sin embargo, fue declarada inconstitucional en 2014 por razones de procedimiento.

Aunque la elevada sanción no fue aplicada, la aprobación y firma de esta por el Parlamento y el presidente Yoweri Museveni, azuzó los ánimos en contra de la comunidad LGBTQ aumentando la persecución sufrida que desde 2011 llevó al homicidio de uno de los activistas más importantes del país africano.

Al anunciar la iniciativa de castigar con pena de muerte la homosexualidad, el ministro de Ética e Integridad, Simon Lokodo, declaró a la Fundación Thomson Reuters lo siguiente: “La homosexualidad no es natural a los ugandeses, pero ha habido un masivo reclutamiento de persona gay en escuelas y especialmente entre los jóvenes donde están promoviendo la falsedad de que la gente nace así”.

El ministro agregó: “Nuestra ley penal vigente es limitada. Solo penaliza el acto. Queremos dejar claro que cualquiera que esté involucrado en promoción y reclutamiento debe ser sancionado. Aquellos que cometan actos graves serán sentenciado a pena de muerte”.

El ministro Lokodo dijo que la iniciativa es apoyada por el presidente Museveni y que es posible que obtenga las dos terceras partes de los votos que necesita en el Congreso para ser aprobada. De esta forma, se dijo optimista de que la ley sea aprobada a finales de este año.

Cuando en 2013 la restrictiva ley fue aprobada, la comunidad internacional hizo sentir a Uganda su desaprobación. Así, Estados Unidos limitó el monto de ayuda y el Banco Mundial, Suecia, Noruega y Dinamarca suspendieron o redirigieron la ayuda.

Esta vez, y pese a ser una preocupación según lo declaró el ministro Lokodo, están preparados. “No nos gusta la extorsión. Como sabemos, mucho va a irritar a quienes nos apoyan en presupuesto y gobierno, pero no podemos simplemente agachar nuestras cabezas ante personas que quieren imponernos una cultura que nos es ajena”

El aviso ha puesto en alerta a la comunidad LGBTQ pues saben que los ataques en su contra podrán verse incrementados.

“Cuando la ley fue aprobada la última vez, avivó un sentimiento homofóbico y crímenes de odio”, declaró a los medios Pepe Julián Onziema, de Sexual Minorities Uganda, una alianza de organizaciones LGBTQ.

“Cientos de personas LGBTQ+ han sido forzados a dejar el país como refugiados y muchos más seguirán si la ley es aprobada. Incluso nos sancionará a nosotros por abogar a favor de los derechos LGBTQ+ y por apoyar y proteger a las minorías sexuales”.

El activista declaró que en lo que va de este año han sido asesinadas por actos homofóbicos cuatro personas, tres hombres y una mujer transexual, uno de ellos, el más reciente, golpeado hasta la muerte.

Más información timeslive.co.za

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net