Tren en la India

 

La operación en la India del primer tren privado inició el pasado 4 de octubre no sin problemas y críticas que ponen en tela de juicio la legalidad de las tarifas que están cobrando. Se trata de un tren que ofrece el transporte en vagones con aire acondicionado y en clase ejecutiva y de sillas individuales y que cubre la ruta Lucknow-Delhi-Lucknow de 511km.

Este nuevo servicio está siendo operado por la subsidiaria de la empresa de gobierno Indian Railways, Indian Railway Catering and Tourism Corporation, IRCTC, que es el brazo comercial en la operación del servicio de ferrocarriles.

Sin embargo, funcionarios de Indian Railways han dicho que la fijación de las tarifas por el IRCTC es ilegal ya que la Sección 30(1) de la Ley de Ferrocarriles, que se ocupa del poder de fijar tarifas, establece: “El Gobierno Central puede, de vez en cuando, por orden general o especial, para el transporte de pasajeros y mercancías, establecer tarifas para todo o cualquier parte del ferrocarril y diferentes tarifas se pueden fijar para diferentes clases de bienes y especificar en esa orden las condiciones bajo las cuales se aplicarán dichas tarifas". De esta forma, entienden que no corresponde al IRCTC la fijación de las tarifas, pese a ser un órgano de gobierno.

Además, señalan, los boletos para este viaje sólo están disponibles en línea, mientras que la citada ley establece en la Sección 50(2) que: “Toda administración de ferrocarriles deberá mostrar los horarios durante los que las ventanillas de compra estarán abiertas para expedir los boletos a los pasajeros”. De esta forma, señalan, no toda la venta de boletos puede ser en línea.

Esta ruta de tren privado que cubre ruta entre Lucknow y Delhi y de regreso, tiene un costo de 2,450 rupias en la clase ejecutiva (US$34) y de 1,565 en clase de sillas individuales (US$22), ambas con aire acondicionado y servicio de comedor. El tren común, que hace más paradas, pero recorre la distancia casi en el mismo tiempo, tiene establecida una tarifa de 1,885 rupias en clase ejecutiva (US$26) y 1,165 rupias (US$16) en clase de sillas. Ambos cuentan con aire acondicionado, servicio de comedor y en todos los casos los impuestos están incluidos.

En el caso del tren privado, que ha recibido críticas positivas de los usuarios, estas tarifas no son permanentes pues se han establecido tarifas diferentes para la temporada alta, festivos y temporada baja, estableciéndose febrero, marzo y agosto como temporadas bajas.

Al haberse contrariado la Ley de Ferrocarriles en el establecimiento de las tarifas, procede la imposición de una sanción que la ley dispone será una multa que no exceda las 250 rupias, adicional a una sanción que no exceda 150 rupias por día en que la contravención perdure.

Se trata de un asunto muy importante pues el gobierno tiene proyectado el establecimiento de 150 trenes privados que cubran diferentes rutas en el país. De esta forma, próximamente empezará a operar una segunda ruta de tren privado entre Bombay-Ahmedabad-Bombay.

El establecimiento de trenes privados no ha complacido a todos pues se sabe que todas las rutas de ferrocarril en el país asiático funcionan por encima del 100 por ciento de su capacidad. Esto significa que no pueden agregar más trenes, sino que algunos de los que existen serán entregados a los privados que las operen.

“Esto significará que los pasajeros que paguen tarifas más altas desplazarán a las secciones más pobres. Esto se podría arreglar si se exige a los privados que operen trenes con una composición mezclada con aire acondicionado y sin aire acondicionado así como clases no reservadas”, declaró a medios locales un funcionario de Indian Railways que no quiso ser identificado.

La gran mayoría de las personas se transportan en la India mediante ferrocarriles.

Más información thehindu.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net