Capuchas anti saliva presentadas por la policía alemana

 

En Países Bajos, dos ministros de Justicia han propuesto reformas a la legislación penal para que los ataques a los integrantes de la policía y de servicios de emergencia reciban sentencias de prisión automáticas.

Se trata de una propuesta que ha sido presentada por Ferd Grapperhaus, ministro de justicia y seguridad, y por Sander Dekker, ministro de protección legal, y que, aparentemente cuanta con el apoyo de la mayoría de los partidos políticos por lo que es probable que se convierta en ley cuando sea revisada y votada en ambas cámaras del Parlamento neerlandés.

En la iniciativa se pretende establecer que en estos casos de agresiones a agentes del orden y seguridad los jueces no puedan establecer penas diferentes a prisión como trabajo comunitario, por ejemplo. Actualmente la imposición automática de penas de prisión sólo procede en casos de delitos tipificados como muy violentos y de agresión sexual.

Además, se pretende modificar normas de procedimiento para facilitar la detención de estos ofensores y que permanezcan en centro de detención para que sus casos sean revisados conforme a los procesos expeditos.

“La violencia en contra de los oficiales de la policía y trabajadores de emergencia es inaceptable”, declaró el ministro Grapperhaus. “Ellos frecuentemente están asistiendo a las personas en situaciones graves que amenazan la vida. Esa violencia debe ser tratada con firmeza y las sentencias de servicios comunitarios no son apropiadas”.

El año pasado la policía neerlandesa reportó haber sufrido ataques en el desempeño de su trabajo en 10,593 ocasiones, frente a las 9,598 veces del año previo. Estas agresiones van desde escupirles hasta conducir los vehículos hacia ellos.

Más información dutchnews.nl

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net