Logo de facebook

 

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha determinado que Facebook, al igual que otras empresas que prestan servicios de alojamiento de datos en Internet, pueden ser obligadas a suprimir comentarios idénticos o similares a otros declarados ilegales con anterioridad.

El TJUE especifica que el derecho de la Unión Europea no se opone a que un prestador de servicios de alojamiento de datos como la red social Facebook deba eliminar tales contenidos ni a que esa eliminación tenga un alcance global.

En el caso que dio origen a esta decisión, la diputada del Parlamento austriaco de Los Verdes y portavoz federal de ese partido hasta 2017, Eva Glawischnig-Piesczek, solicitó a Facebook que eliminará un comentario publicado por un usuario que atentaba contra su honor, así como cualquier otro idéntico o de contenido similar.

En concreto, el usuario de Facebook había compartido en su página personal un artículo de una publicación austriaca que aparecía acompañado por una fotografía de Glawischnig-Piesczek, haciendo una serie de comentarios ofensivos y difamatorios.

La red social se negó, por lo que la diputada decidió demandar a Facebook ante los tribunales de su país. Los tribunales austriacos coincidieron con la diputada en que los comentarios eran un atentado a su honor.

Los tribunales austriacos consultaron al TJUE para interpretar la Directiva sobre el comercio electrónico, que establece que un prestador de servicios de alojamiento de datos en Internet como Facebook no es responsable de la información almacenada cuando no tiene conocimiento de su carácter ilícito o cuando actúa con prontitud para retirarla cuando lo adquiere.

El tribunal destacó que esta excepción no impide que se exija a la empresa poner fin a una infracción o frenarla, incluso suprimiendo los datos ilícitos o impidiendo el acceso a ellos. Lo que sí prohíbe la Directiva es imponer a estas empresas la obligación general de supervisar los datos que almacenen.

Mediante su sentencia, el tribunal europeo señala que la Directiva no se opone a que el tribunal de un Estado miembro de la Unión pueda obligar a compañías como Facebook suprimir o bloquear el acceso a los datos que almacene cuyo contenido sea "idéntico" al de una información declarada ilícita anteriormente. También a eliminar o bloquear datos de contenido "similar" al de una información ilícita.

Sin embargo, esto debe estar sujeto a dos condiciones, que la supervisión y la búsqueda se limiten a datos que transmitan "un mensaje cuyo contenido permanezca esencialmente inalterado con respecto al que dio lugar a la declaración de ilicitud". Por otra parte, que las diferencias del contenido similar al de la información declarada ilícita con anterioridad no permitan realizar una apreciación de ese contenido.

Por último, el TJUE afirma que la ley europea no se opone a que se pueda obligar a empresas como Facebook a suprimir o bloquear los datos a los que se refiera la medida cautelar acordada "a nivel mundial", en el marco del Derecho internacional pertinente.

Facebook en un comunicado señaló: “Esta sentencia plantea preguntas críticas sobre la libertad de expresión y el papel que las compañías de Internet deberían jugar en el monitoreo, interpretación y eliminación de discursos que podrían ser ilegales en un país en particular”, dijo.

La red social dijo que la decisión podría obligar a las compañías de Internet a monitorear de manera proactiva todo el contenido y luego interpretar si es “equivalente” al contenido que ha sido declarado ilegal por un tribunal de una nación.

“Socava el principio de que un país no tiene derecho a imponer sus leyes sobre la libertad de expresión en otro país”, dijo Facebook en su declaración.

Más información cnnenespanol.cnn.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net