Representación de Internet y plataformas sociales

 

Un panel de dos magistrados de la Suprema Corte de la India está revisando la petición de Facebook de atraer los casos en los que se pide que las plataformas de redes sociales vinculen a las cuentas personales el número Aadhaar que es la base de datos de la India.

Aadhaar es un número único de identidad para todos los residentes de la India que se basa en los datos biométricos y demográficos de la persona. Los datos (imagen de la persona, las huellas de sus diez dedos y un escaneo de la retina) son recolectados por la Autoridad de la India para la Identificación Única (UIDAI, Unique Identification Authority of India). Esta enorme base de datos, con 1,171 millones de registros, fue recurrida en el pasado por ser violatoria de la vida privada de las personas, pero la Corte concluyó que, si es usada sólo por el gobierno, es constitucional y se puede usar para cumplir las finalidades de las entidades públicas. La base de datos, sin embargo, no puede, o no debería ser accesible a personas privadas.

Como parte de la discusión que se sostuvo esta semana sobre la transferencia de datos privados a las autoridades, los magistrados Aniruddha Bose y Deepak Gupta concedieron al Ministerio de Información Tecnológica tres semanas para que les presente una declaración sobre las guías o reglas que pondrán en operación para que las plataformas de redes sociales compartan información con las autoridades, sin comprometer con ello la privacidad individual. Un tema difícil, sin duda.

Particularmente, el magistrado Gupta expresó preocupación por la forma en que los datos de las personas circulan libremente en la red y el peligro que ello representa y la necesidad de que se creen políticas para identificar a las personas que cometen delitos en la red, desechando el argumento de las plataformas de que no existe la tecnología para identificar dónde se originan ciertas actividades delictivas en la red.

“No podemos simplemente aceptar que no tenemos la tecnología. Si hay una tecnología para hacerlo [el cifrado de las comunicaciones de extremo a extremo], debe haber una tecnología para detenerlo”, dijo el juez Gupta. “Deben existir estrictas guías”, mencionó agregando que la privacidad también debe quedar protegida. “Mi información personal no puede ser enteramente revelada sólo porque un comisionado de policía la solicitó”, y agregó que por eso el gobierno debe entregar las reglas que guían estas solicitudes a la brevedad posible.

Durante su intervención, el fiscal general K.K. Venugopal dijo que un profesor del Indian Institute of Technology en Chennai dice que es posible descifrar la tecnología de cifrado de extremo a extremo y rastrear orígenes, añadiendo que Internet se ha convertido en un medio de pornografía y terrorismo.

En tono agresivo, el fiscal Venugopal dijo: “Si ellos [plataformas de redes sociales] dicen que no pueden encontrar a los originadores, no tienen derecho de funcionar aquí”, a lo que el abogado de WhatsApp, Kapil Sibal, le respondió: “Entonces ustedes [gobierno] ciérrenlos. El gobierno de la India usa WhatsApp. Dejen de usar WhatsApp”.

El magistrado Gupta, quien expresó su preocupación por los delitos que ocurren en la red y aseguró que estaba pensando en dejar de usar el smartphone, coincidió con el abogado de Facebook que no corresponde al poder judicial decidir las políticas. “Las políticas son hechas por el gobierno. Después de que ellos hacen las políticas nosotros revisamos si esas políticas se ajustan a los derechos en la Constitución”.

Es interesante seguir estas decisiones porque por su tamaño y su población, India es un país importante que puede sentar bases hacia donde dirigir los esfuerzos para lograr la protección de la privacidad individual y de los datos personales en armonía con las facultades del estado de perseguir delitos.

Más información thehindu.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net