Mansión del techo azul

 

El pasado 6 de septiembre, a los 95 años, falleció Robert Mugabe, quien pasó de ser liberador de Zimbabwe a dictador al haberse mantenido en la presidencia 30 años hasta que fue destituido en 2017 tras graves manifestaciones que lo acusaban de haber llevado al país a una profunda crisis económica.

Tras su fallecimiento fue tratado como héroe nacional y recibió un entierro de estado durante el cual su sucesor, Emmerson Mnangagwa lo loó como “líder, comandante, mentor y presidente”. Acabadas las ceremonias, los ojos se volvieron hacia su viuda, Grace Mugabe, quien durante la presidencia de su esposo dio mucho de que hablar no sólo por sus excesos sino incluso por haber contendido al presidente Mnangagwa en la carrera hacia la presidencia, como líder del partido que su esposo fundó ZANU-PF.

La prensa se preguntó de inmediato si la exprimera dama buscaría asilo político en algún otro país, uno diferente de Sudáfrica, por supuesto, en donde una modelo y amiga de uno de sus hijos presentó en su contra una denuncia por agresión, a lo que el vocero de la familia, Leo Mugabe, sobrino del difunto dictador, respondió que no, que la viuda permanecería en su residencia de Harare, una imponente mansión conocida como del techo azul.

Lo interesante del caso es que los terrenos en donde se edificaron tanto la mansión del techo azul, donde vive Grace Mugabe, como la propiedad en Mount Pleasant, donde vive la hija de Robert Mugabe, Bona, no eran propiedad del fallecido presidente, sino del partido ZANU-PF.

Conocida esta situación, aparentemente sin rencores de por medio, el presidente Mnangagwa aseguró a la familia que hará lo que esté en su poder para que los títulos de propiedad sean transferidos a los deudos del expresidente.

“El asunto de las propiedades está siendo operado por el presidente. Él está conduciendo el asunto para asegurarse que la familia esté segura.

“Me dijo el presidente Mnangagwa que el partido ayudará a la transferencia de los títulos de las propiedades a la familia del expresidente. No quiero comprometer el proceso”, declaró la semana pasada a medios locales Leo Mugabe.

Esta información fue confirmada por el secretario de administración del ZANU-PF, Obert Mpofu, quien dijo que él está encargado de los trámites de transferencia de las propiedades. “El proceso para transferirlas a la familia está en marcha actualmente”, dijo.

Aparentemente Mugabe tenía otras propiedades en Zimbabwe, pero no en Harare, la capital.

Una de las acciones más significativas del gobierno de Robert Mugabe fue la reforma agraria, cuyo objetivo era revertir las desigualdades durante la era colonial, expropiando terrenos a más de 4,000 granjeros comerciales de raza blanca que se adjudicaron a indígenas de Zimbabwe. Esta reforma, por su envergadura, no estuvo exenta de críticas, oposición, problemas y sí, de corrupción.

Más información allafrica.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen allafrica.com