Mapa de los Balcanes

 

El pasado 19 de septiembre una corte de Distrito de Belgrado, Serbia, sentenció a un exintegrante de la Unidad de Operaciones Especiales de Serbia, las Boinas Rojas, a ocho años de prisión por la violación de una mujer bosnia en junio de 1992.

Los hechos por los que Nikola Vida Lujic fue procesado ocurrieron en medio de la Guerra de los Balcanes, en la ciudad bosnia de Brcko, el 20 de junio de 1992 cuando Vida Lujic formaba parte de un organismo de élite de las fuerzas armadas conocido como Boinas Rojas.

Acompañado de dos soldados, Vida Lujic entró en la casa de su víctima, cuya identidad no se ha dado a conocer para proteger su intimidad. Después de haber cargado su arma enfrente de ella y de haberle robado sus joyas, dinero y lo que tenía de valor, se encerró con la mujer en el baño donde la violó dos veces para luego salir y asaltarla sexualmente una tercera vez en la habitación. Mientras esto sucedía, los otros dos soldados, que no han sido identificados, destruyeron lo que había en la casa.

El esposo de la víctima había sido sacado de su casa ese día por otro grupo de soldados serbios para interrogarlo, según testificó en el juicio. Conoció de lo ocurrido a su regreso, cuando un vecino le advirtió de las atrocidades cometidas en contra de su esposa.

Como parte de su defensa, Vida Lujic negó haber formado parte del cuerpo de élite de las fuerzas armadas serbias ni de ninguna otra agrupación militar, esto con la finalidad de evadir su responsabilidad. Sin embargo, varios testigos lo han señalado como integrante de las Boinas Rojas, una unidad de la que otros miembros también ha sido acusados de violación y de ejercer la violencia sexual como táctica durante la guerra.

Al dictar sentencia, el juez Dejan Terzic dijo que no había circunstancias atenuantes en este caso, haciendo notar que el acusado, quien no estuvo presente en el tribunal ese día, había sido sentenciado previamente también por violación.

“Él uso su dominio sobre la víctima y su impotencia porque ella ya estaba lo suficientemente asustada porque su esposo había sido arrestado”, señaló el juez y dictó la sentencia de 8 años de prisión.

Es interesante hacer notar que es este caso se presentó primero por la Oficina del Procurador del Distrito de Brcko en Bosnia y Herzegovina, pero como Vida Lujic es ciudadano serbio, fue transferido de la Corte de Distrito de Doboj, Bosnia, al Tribunal Superior de Belgrado, en donde iniciaron los procedimientos en diciembre de 2018.

Esta sentencia, por tanto, es apenas de primera instancia lo que significa que puede ser apelada.

Más información balkaninsight.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net