Prayut Chan-o-cha, primer ministro Tailandia

 

Con una interesante decisión, que no dejará de ser polémica, la Corte Constitucional de Tailandia confirma que el primer ministro Prayut Chan-o-cha ostenta el cargo de forma legítima ya que cuando fue presidente de la junta militar que tomó el poder tras el golpe de estado, no fue funcionario público.

Tailandia cambió abruptamente de régimen político cuando el 22 de mayo de 2014 se verificó un golpe de estado en contra de la primera ministra Yingluck Shinawatra. A partir de ese momento el poder pasó a manos del Consejo Nacional para la Paz y el Orden, junta militar gobernante con Prayut Chan-o-cha como líder hasta que este año su partido ganó las elecciones generales, asumiendo el cargo de primer ministro.

La oposición presentó su caso en contra del primer ministro señalando que la ley vigente en Tailandia dispone que no pueden ostentar la primera magistratura quienes hayan sido funcionarios previamente.

La Corte Constitucional tailandesa falló que el cargo que durante cinco años ostentó el general como líder de la junta no puede considerarse como un cargo regulado porque fue interino y no está regulado por ninguna ley al no tratarse de una entidad establecida (¿La junta y su actuación, fue, por tanto, ilegal?).

Con esta decisión la tentativa de la oposición de sacar del poder al ahora primer ministro se frustra como otras tentativas que se han presentado.

Así, este mismo miércoles la Corte Constitucional también desechó la demanda presentada por un estudiante universitario a través de la Oficina del Ombudsman en la que acusaba que la recitación incompleta del juramento al momento de asumir el cargo por el primer ministro era violatoria de sus derechos constitucionales y que la falta de formalidad no sólo invalidaba en el cargo al primer ministro sino a todo su gabinete y la capacidad de actuación del gobierno.

Prayut Chan-o-cha tomó posesión del cargo en una ceremonia sostenida en presencia del rey de Tailandia el 16 de julio de este año. Como parte de la toma de protesta, debe recitar una fórmula contenida en la Constitución, pero, al parecer, el primer ministro “olvidó” recitar la última línea en donde se compromete a mantener y a cumplir la Constitución.

En este caso, la Corte Constitucional señaló que no es materia de su jurisdicción porque “la expresión del juramento corresponde a una acción que refleja una ‘relación específica’ entre el gabinete y el rey y es considerada un asunto político como un acto de gobierno, con fundamento en la Sección 47 de la ley orgánica del procedimiento de la Corte Constitucional.

“La Corte, entonces, no puede aceptar la petición para ser considerada”, se concluye.

Explicaron, además que al haber ofrecido el rey su apoyo moral al gobierno, el juramento quedó completado.

Esta última decisión ha sido bien recibida por los parlamentarios de oposición quienes consideran que el asunto puede entonces ser discutido y debatido ampliamente en el Parlamento y que, con la decisión, el primer ministro queda con menos defensas para sostener su legitimidad en el cargo.

Sin embargo, Jade Donavanik, reconocido abogado de patentes y exconsejero en la redacción de la nueva Constitución tailandesa, dijo que el asunto puede caer en delitos de lesa majestad toda vez que la Corte Constitucional ya estableció que se trata de un asunto entre el gabinete y el rey.

Las leyes de lesa majestad existen en Tailandia desde hace muchos años, pero fueron nuevamente impulsadas por el gobierno en el año 2009 razón por la cual se incrementaron las sentencias por insultos, difamación o injurias contra el rey, la reina, los príncipes o el regente.

Por estos delitos se pueden imponer penas de tres a quince años de cárcel. A estas penas no escapan las injurias, difamación o insultos proferidos en Internet ya que la Ley de Crímenes Cibernéticos sanciona con hasta cinco años de cárcel a quien se exprese en contra de la monarquía por este medio.

La oposición no se ha dado por vencida y el primer ministro debe esperar nuevos ataques a la legitimidad con que ostenta el cargo.

Más información bangkokpost.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen de straitstimes.com