Letrero de Brexit

 

Este jueves 12 de septiembre, el Tribunal Superior de Belfast, Irlanda del Norte, Reino Unido, desechó tres peticiones presentadas por personas que argumentaban que la política del actual gobierno británico del primer ministro Boris Johnson de abandonar la Unión Europea sin acuerdo, pone en peligro los acuerdo que lograron la paz en Irlanda del Norte.

Las demandas exponen que la salida del Reino Unido de la Unión Europea, lo que se conoce como Brexit, el próximo 31 de octubre, pone en riesgo los acuerdos tomados entre el Reino Unido e Irlanda cuando se firmó la paz que sostienen la cooperación en el cruce de fronteras entre los dos países (específicamente entre Irlanda del Norte e Irlanda). Este ha sido uno de los temas más delicados en las negociaciones de Brexit con la Unión Europea y al interior del Reino Unido.

En su decisión, el juez Lord Bernard McCloskey escribió: “Considero que la caracterización de la materia sujeta a estos procedimientos es inherente e inequívocamente política y más allá de una disputa meritoria.

“Virtualmente toda la evidencia recolectada pertenece al mundo de la política, tanto nacional como supranacional.

“Dentro del mundo de la política el fenómeno bien reconocido de reclamo y contrademanda, afirmación y contra afirmación, alegación y negación, golpe y contragolpe, alteración y modificación de la política gubernamental, declaraciones públicas, deliberaciones inéditas, posturas, estrategias y tácticas son la esencia misma de lo que se tolera y se permite en una sociedad democrática.”

La apelación a esta decisión fue presentada inmediatamente y por la importancia del caso, este viernes la Corte de Apelaciones está escuchando los argumentos, con el compromiso de los magistrados de ceder tiempo de su fin de semana si se necesitan más audiencias, a fin de entregar una decisión que pueda ser revisada la próxima semana en la Suprema Corte del Reino Unido junto con los demás casos que se refieren a Brexit sin acuerdo y a la suspensión del Parlamento por parte del primer ministro y de la reina (la decisión de la reina, sin embargo, no está siendo disputada pues la realeza está por encima del poder judicial). Las decisiones judiciales que revisará el máximo tribunal están divididas entre las que consideran que se trata de un tema eminentemente político no judicial, y la del tribunal escocés, Court of Session, que concluyó que sí es incumbencia del poder judicial por ser una violación a las leyes que sostienen el sistema democrático y político.

Uno de los promoventes de una petición es Raymond McCord cuyo hijo fue asesinado en 1997 por paramilitares y que desde entonces se ha convertido en activista por los derechos de las víctimas.

Para quienes gustan de la política y del derecho internacional, la próxima semana será interesante con las deliberaciones del máximo tribunal británico sobre esta interesante situación.

Más información belfasttelegraph.co.uk

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net