Delfín nariz de botella

 

Desde el pasado 1º de julio está en vigor en Bay of Islands, Nueva Zelanda, la prohibición de que los turistas naden con delfines nariz de botella y la restricción en horarios de visita para permitir que los mamíferos marinos continúen con sus costumbres sin intromisiones humanas.

Las restricciones fueron impuestas por el Departamento de Conservación, DoC, cuya vocera explicó que la decisión obedece a la disminución de la población de delfines nariz de botella en Bay of Islands, un enclave con más de 140 islas subtropicales. Desde 1990 la población de estos animales ha disminuido en un 66 por ciento y la mortalidad de crías es del 75 por ciento, la más alta registrada en Nueva Zelanda en delfines en libertad o en cautiverio.

Los operadores turísticos, además, tienen menos tiempo para permitir que los turistas estén en contacto con los delfines, pues ya no es media hora sino 20 minutos el periodo máximo de contacto.

Asimismo, hay zonas que se han cerrado completamente a embarcaciones comerciales o turísticas y en otras se han fijado horarios, para permitir que los delfines puedan estar sin humanos, un aspecto muy importante para mejorar las condiciones de vida de los mamíferos porque la presencia de embarcaciones es muy nociva para su desarrollo, como lo indicó Sue Reed-Thomas, vocera del DoC: “Significa que pasan menos tiempo amamantando, cuidando a sus crías y durmiendo”.

La conclusión del DoC, fundamentada también en un estudio realizado por la Universidad de Massey en 2016, es que el “amor” que los humanos sentimos por los delfines, les está haciendo daño y, al parecer, los estamos queriendo demasiado. Así, la interacción con humanos “está teniendo un significativo impacto en los comportamientos de alimentación y descanso de la población [de delfines nariz de botella] y las personas ‘los están amando demasiado’”.

Hay otras zonas de Nueva Zelanda en donde las personas pueden seguir nadando con delfines nariz de botella, pero el DoC no descarta en imponer restricciones si se concluye en el prejuicio de los mamíferos marinos.

Más información stuff.co.nz

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net