Anthony Levandowski

 

El fiscal general del Distrito del Norte de California, Estados Unidos, dio a conocer este martes 27 de agosto la presentación de más de 30 cargos por robo o tentativa de robo de secretos industriales en contra de Anthony Levandowski, un ingeniero que trabajó varios años en Google desarrollando el proyecto de automóviles autónomos.

Anthony Levandowski, de 39 años, trabajó en Google de 2007 a 2016 en el desarrollo del proyecto Waymo de vehículos autónomos mediante el uso de la tecnología lídar (LIDAR, Light Detection and Ranging o Laser Imaging Detection and Ranging) que es un dispositivo que permite determinar la distancia desde un emisor láser a un objeto o superficie utilizando un haz láser pulsado.

Mientras estuvo trabajando en Google como líder del proyecto, Levandowski fundó una empresa llamada Tyto Lidar desde la cual estuvo tratando de vender la tecnología desarrollada en Waymo a varias empresas, entre ellas Uber. Google conoció de la existencia de esta empresa hasta después de la salida de Levandowski en 2016.

Tras su salida de Google en 2016, el ingeniero fundó la empresa Otto, que adquirió Tyto Lidar. Otto era una empresa para el desarrollo de camiones autónomos y fue adquirida pocos meses después por Uber en 680 millones de dólares.

En febrero de 2017, Google presentó una demanda en contra de Uber por el robo de información en la que señalaron a Levandowski como responsable de haber descargado más de 14,000 “archivos de diseño altamente confidenciales y patentados”. Pocos meses después de presentada la demanda, en mayo de 2017, Uber despidió a Levandowski quien como respuesta fundó otra empresa de vehículos autónomos llamada Pronto.

Esta demanda terminó con un sorpresivo acuerdo entre Google y Uber a los cinco días de haber iniciado el juicio a principios de 2018, en el que Uber aceptó pagar a Google unos 244 millones de dólares e hizo la promesa de no usar ningún hardware ni software derivado de Waymo. En julio de 2018 la división Otto cerró.

El juez que se encargó de esta demanda, tras haber revisado los hechos, refirió el caso a la fiscalía para que investigaran si se había cometido algún delito y la fiscalía confirmó en diciembre de 2017 que habían abierto una investigación.

Los más de 30 cargos penales en contra de Anthony Levandowski se presentaron el pasado 15 de agosto y en ellos se acusa al ingeniero, entre otros, de haber descargado durante el último mes que trabajó en Google los más de 14,000 archivos antes mencionados con información confidencial.

“Todos tenemos el derecho de cambiar de trabajo, [pero] ninguno tiene el derecho de llenarse los bolsillos mientras se camina hacia la salida”, declaró sobre la presentación de cargos el fiscal de federal David L. Anderson. En ese comunicado el fiscal concluyó que “el robo no es innovación”.

Anthony Levandowski tendrá que defender su inocencia ante los tribunales. De esta forma, sobre la presentación de cargos, sus abogados declararon en un comunicado que durante décadas su cliente “ha sido un líder innovador de la industria en tecnologías de vehículos autónomos”. “Él no robó nada de nadie”.

Por los delitos imputados, de ser encontrado culpable, Levandowski podría ser condenado a hasta 10 años de prisión.

Más información arstechnica.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen de ntdv.com