Manos unidas

 

La Corte Suprema de Bangladés, país mayoritariamente musulmán, concluyó el domingo 25 de agosto a favor de una organización de mujeres que expuso que el pedir que en los formatos de matrimonio musulmanes que se indique la virginidad de la contrayente es discriminatorio y humillante.

El asunto tiene dos vertientes, por un lado, que sólo son las mujeres quienes deben entregar información sobre su estado civil y por el otro el uso de la palabra “kumari” que significa soltera, pero también “virgen”.

El primer asunto quedó también resuelto en una decisión separada de la Suprema Corte que concluyó que para contraer matrimonio el estado también debe solicitar a los hombres que informen su estado civil, es decir, si son solteros, viudos o divorciados.

Respecto del segundo asunto, en su decisión del domingo, la Suprema Corte instruyó al gobierno a usar la palabra "obibahita" que sin ambigüedades significa “mujer no casada”, en lugar de “kumari” antes del nombre de la contrayente.

El caso fue presentado al poder judicial bangladesí desde 2014 por tres organizaciones defensoras de los derechos de las mujeres que expusieron que solicitar información sobre la virginidad de las mujeres es humillante y viola el derecho a la vida privada de las mujeres. Estas organizaciones son Bangladesh Legal Aid and Services Trust, Nari Pakkho y Bangladesh Mahila Parishad.

Al diario local The Daily Star, la abogada Aynun Nahar Siddiqua, representante de las organizaciones promoventes del asunto, explicó que el acta de matrimonio musulmán está vigente desde 1961, antes de la independencia de Bangladés de Pakistán en 1971.

La sentencia de la Suprema Corte será publicada hasta el mes de octubre, fecha en que la decisión iniciará vigencia y los kabinnama, esto es, las actas de matrimonio musulmanes cambien para dar cumplimiento a la orden.

Más información vice.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net