Empaques con pastillas

 

Este lunes 26 de agosto inició en La Haya, Países Bajos, el procedimiento en contra de una médica a la que acusan de haber sometido a eutanasia a una mujer en una avanzada etapa de demencia en posible contravención de la ley. Aunque la eutanasia es legal, este caso busca resolver algunas lagunas que quedan en la ley.

En los Países Bajos la eutanasia es legal y está regulada en la Ley de Terminación de Vida a Petición y Suicidio Asistido. Esta ley dispone que cualquier médico puede llevar a cabo la eutanasia cumpliendo varios requisitos, los más importantes, quizá, son que la petición sea realizada libre y voluntariamente por el paciente, no por sus familiares, y que se trate de una condición médica muy difícil de soportar, incluidas las enfermedades mentales.

En este caso, la mujer que murió en 2016 a los 74 años había declarado cuatro años antes de su muerte que deseaba morir antes que ser ingresada a un centro de salud para personas con demencia. Sin embargo, conforme con el diario NOS, en ese documento agregó: “Quiero poder decidir (cuándo morir) mientras tengo mis facultades y cuándo es el momento correcto”.

Cuando la paciente ingresó en el hogar geriátrico, dos médicos confirmaron que era candidata para el suicidio asistido, pero el día que se efectuó el procedimiento estaba confundida por lo que la médica procesada no consideró que tenía caso discutir nuevamente con ella la situación.

Así, la fiscalía señala que la médica que está siendo procesada, hoy de 68 años y retirada, no cumplió con los estrictos protocolos establecidos en la ley porque no discutió suficientemente con la paciente sobre la eutanasia ni sobre las opciones de mantenerse con vida. Incluso añaden que mientras se ejecutaba el proceso, la mujer se despertó y su esposo e hija, presentes durante el procedimiento, tuvieron que contenerla para poder terminar de administrarle las sustancias que finalmente acabaron con su vida.

En este caso, sin embargo, la fiscalía pide que, de ser encontrada culpable, la médica no reciba ningún tipo de sanción. El caso se trata, sobre todo, de resolver cuestionamientos sobre la eutanasia.

“Una pregunta crucial en este caso es durante cuánto tiempo el médico debe continuar consultando con el paciente con demencia si el paciente en una etapa inicial solicitó la eutanasia”, explicó a los medios la vocera de la fiscalía pública, Sanna van der Harg.

Aunque no duda de las “buenas intenciones de la médica”, la fiscalía opina que debió haber habido “una discusión más intensiva con el paciente con demencia” antes de ser sometida a la eutanasia.

“La ley no proporciona una respuesta clara y es por lo que la estamos pidiendo al juez en este caso”, concluyó Sanna van der Harg

Se espera que el veredicto se emita en dos semanas.

Más información channelnewsasia.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net