Supremo Tribunal Federal de Brasil

 

El Ministerio Público Federal de Brasil emitió un comunicado de prensa según el cual la Corte Suprema del país autorizó la extradición a España de quien fue condenado en 1980 a 30 años de prisión por el homicidio de abogados.

El homicidio se conoce como la Matanza de Atocha y ocurrió el 24 de enero de 1977 en el centro de Madrid con un atentado terrorista cometido por hombres de la extrema derecha en contra de abogados laboralistas identificados con el partido comunista. En este atentado fallecieron tres abogados, un estudiante de Derecho y un administrativo y resultaron gravemente heridos otros cuatro abogados.

Por el homicidio de cinco personas y la tentativa de homicidio de cuatro, fueron procesadas varias personas, uno de ellos Carlos García Juliá, quien fue condenado en 1980 a 193 años de prisión, aunque la condena fue limitada a 30 años, el máximo permitido por la ley española penal del momento.

En 1991 se concedió la libertad condicional a Carlos García Juliá y en diciembre de ese mismo año se le concedió autorización para viajar a Asunción, Paraguay, para trabajar. Como condición de su libertad debía presentarse cada mes en la embajada española para firmar. García Juliá, sin embargo, incumplió estos términos y España solicitó su regreso inmediato para que terminara de cumplir su sentencia en prisión.

Desde entonces y hasta diciembre de 2018, García Juliá vivió prófugo de la justicia en Bolivia, Chile, Argentina, Venezuela y Brasil usando documentación falsificada. En mayo de 1996, fue detenido en Bolivia acusado de tráfico de drogas y de financiación de grupos paramilitares y fue ingresado en una prisión de alta seguridad en La Paz. En 2001 España pidió su extradición, pero se escapó durante un permiso.

En 2017 España emitió una orden internacional de captura, lo que llevó a su detención a finales del año pasado por la policía brasileña cuando salía de su casa en Sao Paulo donde trabajaba como chofer de Uber. En Brasil se había creado una identidad falsa como refugiado venezolano.

La Audiencia Nacional de España pidió al gobierno que solicitara la extradición de García Juliá para que regresara a una prisión española a terminar de cumplir los 3,855 días de prisión que faltan para cumplir la sentencia.

Por unanimidad, la Segunda Sala del Supremo Tribunal Federal de Brasil concedió la extradición a España considerando que la solicitud cumple con los requisitos de tipificación de delito y que no se configura como un delito político, entre otros.

Así, los magistrados han tomado en cuenta la opinión de la fiscal general de Brasil, Raquel Dodge, quien recomendó la extradición al concluir que las autoridades españolas no la solicitaron con “la finalidad de perseguir o castigar al extraditado por opiniones políticas".

De esta forma, después de 24 años en fuga, este hombre de 65 años regresará a una prisión española donde es posible que permanezca los próximos 10 años de su vida.

Más información 20minutos.es / eldiario.es

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net