Casa de nacimiento de Hitler en Braunau am Inn, Austria

 

La semana pasada se hizo pública la decisión que la Corte Constitucional de Austria ha tomado respecto del viejo edificio en el que nació Adolfo Hitler en abril de 1889 y que había sido objeto de litigio desde 2016.

Se trata de una casa de aproximadamente 800 metros cuadrados que se localiza en el pequeño poblado Braunau am Inn, cercano a la frontera alemana. Desde 1972 fue rentada por el Ministerio del Interior de Austria y a lo largo de los años fue usada para diferentes fines, como un albergue para personas con enfermedades mentales. Cuando la dueña Gerlinde Pommer se negó a renovar el contrato de arrendamiento, el estado empezó inútiles intentos por adquirir la propiedad, todo para evitar que se destinara a museo o sitio de peregrinación de grupos neonazis o de extrema derecha.

Por la renuencia de vender por parte de la propietaria, en noviembre de 2016 un comité parlamentario de Austria aprobó una ley especial para expropiar la casa y aunque Gerlinde Pommer recurrió esta ley argumentando su inconstitucionalidad, los tribunales fallaron a favor del estado en 2017.

Por la expropiación de la propiedad se indemnizó a Gerlinde Pommer con 310,000 euros, cantidad que ella recurrió. Así, en febrero de 2019 la corte de distrito de Ried im Innkreis ordenó al estado elevar a 1,500,000 euros la indemnización. La sentencia fue recurrida por el estado alemán y en abril un tribunal regional encargado de escuchar la apelación redujo la indemnización a 810,000 euros basando la decisión en una nueva valuación que situó en ese precio el valor actual de mercado de la propiedad.

La decisión fue recurrida por lo que llegó a la Corte Constitucional, máxima instancia judicial, la que la semana pasada confirmó la decisión tomada en abril lo que significa que el estado deberá pagar a Gerlinde Pommer un total de 810,000 y ni un euro más. Con esta decisión se pone fin definitivamente a la controversia y la propiedad ya puede ser dispuesta libremente por el estado austriaco.

“Después de la decisión de la Corte respecto de la compensación, el uso de la casa de nacimiento de Hitler ahora puede hacerse dentro del marco legal para evitar cualquier tipo de actividad relacionada con el nazismo”, declaró mediante comunicado el ministro del Interior, Wolfgang Peschorn.

Según este mismo comunicado ahora se invitará a los arquitectos austriacos a que presenten ideas sobre qué hacer con la propiedad que actualmente está vacía.

Cada 20 de abril, aniversario del nacimiento de Hitler, frente al edificio se congregan protestantes para manifestarse en contra del fascismo.

Más información thelocal.at

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net