Microscopio

 

Esta semana, un panel de magistrados de la Suprema Corte de Irlanda escuchó los argumentos que piden que de manera urgente revise la decisión de un tribunal especial que podría poner en riesgo la forma en que los laboratorios clínicos y servicios de salud operan al ordenar la “confianza absoluta" sobre la idoneidad de una muestra y que el resultado del análisis no presente anomalías antes de reportarlo como negativo.

El caso se refiere al problema que se encontró en el programa gubernamental CervicalCheck en el se comprobó que los resultados de unas 200 citologías cervicales no fueron precisas lo que generó que muchas mujeres no conocieran que tenían riesgo de desarrollar cáncer.

El programa nacional de revisión ginecológica proporciona citologías cervicales gratuitas a las mujeres de entre 25 y 60 años residentes en la República de Irlanda. Es un programa administrado por el organismo National Screening Service (NSS), financiado por el Departamento de Salud a través del Health Service Executive (HSE).

Por la gran cantidad de demandas presentadas por este asunto, en 2018 el juez comisionado para analizar la situación recomendó el establecimiento de un tribunal especial. Este tribunal, que se conoce como Cervical Check, ha empezado a emitir sus decisiones.

El caso de la controversia es el presentado por Ruth Morrisey y su esposo en contra del HSE y de los dos laboratorios que revisaron sus citologías, Quest Diagnostics Ireland Ltd y Medlab Pathology Ltd.

Ruth Morrisey se realizó las citologías conforme al programa de gobierno entre 2009 y 2012. En 2014 fue diagnosticada con cáncer cérvico uterino pese a que los resultados fueron negativos. En 2018 le confirmaron que los resultados de los dos frotis obtenidos se reportaron de forma incorrecta.

El juez Kevin Cross del tribunal especial falló a favor de los Morrisey y ordenó al servicio de salud y a los dos laboratorios a compensarlos con 2.1 millones de euros. Pero ese fallo también ordena a los laboratoristas a tener “confianza absoluta” respecto de la muestra y de que el resultado no arroja anormalidades antes de reportarlo como negativo.

Los abogados que representan los intereses del HSE y de los dos laboratorios se inconformaron por esta decisión señalando que el estándar de “confianza absoluta” que se solicita es “un adorno innecesario que podría afectar otras áreas de la medicina”.

De esta forma, explican, es un estándar “inviable e inapropiado” que no se aplica en la actualidad en ningún programa de detección de enfermedades. Como evidencia de lo anterior se presentaron cifras que señalan que un “incuestionablemente excelente” programa inglés de detección de enfermedades tiene una tasa de falsos negativos de entre el 44 y el 55 por ciento.

Por considerar que el estándar impuesto es confuso y de gran trascendencia respecto de los demás litigios sobre las citologías y en contra de otras pruebas de detección de enfermedades, además de en la forma de reportar de los laboratorios clínicos, se ha pedido a la Corte Suprema que escuche la apelación de forma extraordinaria, sin necesidad de que se presente antes una apelación ante la Corte de Apelaciones como indica el procedimiento usual.

Tanto el HSE como uno de los laboratorios declararon ante el panel de tres magistrados de la Suprema Corte que no planean contender la compensación impuesta a favor de los Morrisey y el abogado del HSE, Patt Hanratty señaló que el pago sería hecho ex gratia, es decir, sin reconocer una obligación legal para hacerlo.

El segundo laboratorio, sin embargo, señaló que sí contenderá la compensación impuesta porque algunos de los daños impuestos están previstos en la Ley de Responsabilidad Civil como recuperables únicamente en caso de muerte por negligencia y que aceptarlo podría afectar el resultado de los demás litigios en curso.

Realizada la petición, los magistrados Frank Clarke, presidente de la Suprema Corte de Irlanda, John MacMenamin e Iseult O’Malley, quienes escucharon los argumentos, declararon que en breve decidirán sobre esta apelación extraordinaria y que cualquier proceso relacionado empezaría hasta el próximo mes de noviembre.

Más información irishtimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net