Personal de salud

 

Este martes, el Tribunal Laboral de Tel Aviv, Israel, ordenó a la Unión Nacional de Enfermería a terminar el paro de labores y regresar a la mesa de negociaciones con el Ministerio de Salud. La decisión pone fin a un paro de labores de los profesionales de la enfermería iniciado a las 7 de la mañana del martes.

El paro laboral fue anunciado el lunes de esta semana por la Unión Nacional de Enfermeros de Israel al señalar que no había llegado a ningún acuerdo sustancial con el Ministerio de Salud en las negociaciones que exigían del gobierno mejores condiciones laborales por la sobrecarga de trabajo.

“Los ministerios de salud y finanzas son directamente responsables de las intolerables colas para proporcionar servicios de salud. al público y a la comunidad. Crean pesadas cargas de trabajo para los enfermeros y socavan su capacidad para proporcionar tratamientos seguros y apropiados a los pacientes”, declaró la Unión en un comunicado previo al inicio del paro de laborales.

De esta forma, el martes y casi todo el miércoles los hospitales y clínicas de salud de Israel operaron con un servicio limitado de enfermería, que no incluyó servicios esenciales como pacientes hospitalizados, cirugías, cuidado neonatal, cuidado intensivo, tratamientos oncológicos y diálisis. Las escuelas de enfermería, sin embargo, permanecieron cerradas y los servicios de psiquiatría y geriatría con servicio limitado.

Tras el anuncio del paro laboral, el Ministerio de Salud anunció que llevaría la situación ante el Tribunal Laboral, el que el martes falló a favor de la terminación del paro laboral, permitiendo, sin embargo, a los profesionales de la enfermería a negarse a realizar algunas laborales como pruebas y análisis no esenciales o trabajo de escritorio.

Por otro lado, el Tribunal Laboral del Tel Aviv permitió al Ministerio hacer recortes de salario como represalia por la disrupción en los servicios.

Los profesionales de la enfermería de Israel se manifiestan en contra de la sobrecarga de trabajo derivada de la falta de personal y de instalaciones y camas para recibir a los pacientes.

Los resultados recientemente publicados de un estudio del Taub Center for Social Policy Studies in Israel confirman las quejas de los enfermeros pues señala que el sistema de salud en Israel ha estado sujeto a fallas sistémicas en la planeación, presupuestación y regulación por parte del gobierno, lo que ha resultado en falta de camas, ineficiencias en la prestación de los servicios y brechas en el acceso a los tratamientos.

De este reporte se concluye que Israel está por detrás de los miembros de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) en el número de camas de hospital, con menores estancias hospitalarias y tasas de ocupación particularmente altas.

El número de camas en Israel por cada 1,000 pacientes es de 2.2 mientras que el promedio de la OCDE es de 3.6. En el reporte de la OCDE de 2017, Colombia tiene 1.7 camas de hospital por cada 1,000 habitantes y México 1.4, cumpliendo con ello, sin embargo, los estándares de la Organización Mundial de la Salud, OMS. Japón cuenta con 13.1 camas por cada 1,000 habitantes.

Conforme con cifras de la OCDE también de 2017, en Israel hay 5.1 profesionales de la enfermería por cada mil pacientes, mientras que en México son 2.9 y en Colombia 1.3. Noruega es el país con más enfermeros disponibles por paciente con 17.8 por cada 1,000 habitantes.

Más información timesofisrael.com/ data.oecd.org

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net