Logo de YouTube Kids

 

Cuando Google lanzó YouTube Kids, la empresa SM Kids, LLC presentó una demanda en contra de Google, LLc, Alphabet, Inc. y XXVI Holdings Inc, argumentando que en un acuerdo judicial Google se comprometió a no ofertar productos para niños.

En el caso, que inició en febrero de 2018, SM Kids establece en su demanda que "antes de que existiera 'Google', existía 'Googles'", haciendo referencia a un libro infantil de 1995 titulado titulado The Googles From Goo, que después daría origen a una plataforma multimedia para niños administrada por una empresa llamada Stelor Productions.

Stelor tenía los derechos sobre ciertos usos de la marca Googles y su diseño y el dominio googles.com y la página web correspondiente.

En 2008, cuando Google no era el gigante que es ahora, alcanzó un acuerdo con Stelor derivado de la confusión que surgió de las dos marcas: Google y Googles. En ese acuerdo Google acordó no realizar cambios en su negocio para crear confusión o competir con Stelor y su plataforma multimedia dirigida a los niños donde los niños podían convertirse en miembros de "Goo Kid", jugar a "Goo Games" y escuchar "Goo Music".

SM Kids posteriormente adquirió  Stelor, sus marcas, dominios, páginas web y todos sus derechos. SM Kids afirma que Google violó el acuerdo al incluir en Google Play juegos, música, libros, películas y más para los niños, y con YouTube Kids, una aplicación móvil que permite compartir videos de manera adecuada para niños. SM quería 25 millones de dólares por daños compensatorios más una orden judicial para que Google cesará estas actividades. Cuando SM adquirió los activos de Stelor el contenido del sitio fue reemplazado por una página con un anuncio que decía "Próximamente".

Sin embargo, la demanda ha sido desechada ya que el juez considera que la marca Googles no se protegió ni se capitalizó.

"[Google] propuso desechar la demanda debido a que el demandante no posee apropiadamente la marca de Googles y los derechos en virtud del Acuerdo pertenecen sólo al propietario de la marca Googles. Se concede el desechamiento porque el demandante  (SM Kids) no ha mostrado preponderantemente la “buena fe” que debe acompañar la transferencia de una marca, lo que es necesario para una transferencia efectiva".

La “buena fe” o “goodwill” que es el término en inglés, implica el reconocimiento que tienen una marca en el mercado por los consumidores, derivado de su uso. Pero SM Kids no demostró en el proceso judicial que ha utilizado la marca Googles en el comercio como establecen las disposiciones en materia de marcas en los Estados Unidos.

"El demandante no ha demostrado, con evidencia efectiva, que la marca Googles se usó en el comercio, resultando en un reconocimiento, desde 2010 cuando la marca fue asignada por primera vez hasta 2018 cuando fue asignada a la demandante", y agrega, “La intención de producir nuevo contenido para el sitio web existente y el estar trabajando con consultores para el lanzamiento de nuevo material, no significa un uso en el comercio”.

En resumen, si no usas una marca, pierdes la protección a la misma. En México, una marca también puede perderse si no se comprueba su uso en el país.

Más información hollywoodreporter.com/thr-esq

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net