Mazo judicial

 

El juez que en Irlanda preside el proceso en contra de dos adolescentes de 14 años por la violación y homicidio de una niña de 14 años decidió posponer la sentencia hasta el 29 de octubre en espera de evaluaciones psicológicas de los procesados.

Se trata de la violación y homicidio de Ana Kriégel, de 14 años, ocurrida el 14 de mayo de 2018 en el suburbio de Lucan de Dublín.

Los niños, identificados como Boy A y Boy B, entonces de 13 años, fueron declarados culpables el pasado 18 de junio de los delitos imputados, convirtiéndose en las personas más jóvenes de Irlanda en ser declarados culpables por violación y homicidio.

Ambos adolescentes se declararon no culpables de los cargos presentados en su contra, pero la fiscalía logró presentar evidencia suficiente para ubicarlos en la escena del delito. Así, demostraron que Boy B engañó a Ana para que lo acompañara a una granja abandonada la tarde el 14 de mayo de 2018 para conocer a Boy A en quien, supuestamente, Anna estaba interesada. Ahí, Boy A la agredió sexualmente y luego la mató, mientras su compañero vio todo.

Boy A fue imputado por violación y homicidio y Boy B por homicidio.

El juez Paul McDermott del Tribunal Superior de Dublín debía dictar sentencia a los jóvenes durante la audiencia de este lunes. Sin embargo, ante la falta de las evaluaciones psicológicas de los menores, decidió posponer la audiencia hasta el 29 de octubre. “Es extremadamente importante que el Tribunal tenga toda la asistencia posible para dictar sentencia”, declaró el juez reconociendo la importancia de poner fin al proceso.

Si bien las evaluaciones psicológicas de los niños fueron ordenadas antes por el tribunal no se han realizado aún. El tribunal pidió al director del Central Mental Hospital, Harry Kennedy, la preparación de estas evaluaciones y el profesor ha sugerido el nombramiento de dos equipos, conformados cada uno por un forense psiquiatra para adultos y otro para menores, para evaluar a cada niño.

Por su parte, el abogado de Boy A, Patrick Gageby, dijo que están haciendo los arreglos pertinentes para la evaluación de su representado.

Desde que los niños fueron declarados culpables han estado ingresados en el Campus de Detención Infantil Oberstown de donde enviaron al tribunal los reportes pertinentes sobre el comportamiento de los menores, lo que también servirá de apoyo para el juez al momento de dictar la sentencia.

Durante la audiencia del lunes estuvieron presentes los dos niños y sus padres y los padres de Ana, Geraldine y Patric Kriégel, quienes llevaron su testimonio de víctimas. El juez dijo que podía escucharlos, pero ellos pidieron leer ese testimonio el mismo día en que se dicte la sentencia.

Mientras llega la audiencia del 29 de octubre, los niños seguirán ingresados en el Centro de Detención y se confirmó la prohibición de revelar sus identidades tanto en medios convencionales de comunicación como en redes sociales, con los que se renueva la advertencia hecha a Twitter y Facebook sobre el particular.

Se trata de delitos que por las edades de los perpetradores y de la víctima, y de la violencia con que fueron cometidos, conmocionó a la opinión pública irlandesa, marcando una “primera vez” en que estas atrocidades son ejecutadas por niños.

Más información irishtimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net