Imprimir
Categoría: El Derecho y la Actualidad
Visto: 181
powered by social2s
Logo de Twitter

 

El martes, el Tribunal de Apelaciones del Segundo Circuito confirmó una decisión que sostiene que el bloqueo de usuarios en una cuenta en Twitter que corresponde a un funcionario público equivale a una violación constitucional, por lo que el presidente Donald Trump no puede impedir que los críticos vean sus tweets.

"El meollo del asunto en este caso surge de la decisión del presidente de utilizar un tipo relativamente nuevo de plataforma de medios sociales para llevar a cabo negocios oficiales e interactuar con el público", afirma la opinión del juez de circuito Barrington Parker. "Concluimos... que la Primera Enmienda no permite que un funcionario público que utiliza una cuenta de redes sociales para todo tipo de propósitos oficiales excluya a las personas de un diálogo en línea de otra manera abierto porque expresaron opiniones con las que el funcionario no está de acuerdo".

La demanda provino del Instituto Knight de la Primera Enmienda de la Universidad de Columbia después de que el presidente de Estados Unidos bloqueó a docenas de personas.

En mayo de 2018, la juez de distrito de los Estados Unidos, Naomi Reice Buchwald, emitió una decisión única en su tipo en la que estableció que Trump estaba utilizando Twitter como un foro público para compartir información oficial en su calidad de presidente. “Ser bloqueado significa una menor capacidad para ver las respuestas de otras personas y responder en consecuencia. A Trump le hubiera resultado mejor silenciar a los oyentes cuyos puntos de vista le parecieron desagradables”, agregó Buchwald.

El presidente norteamericano no quedó conforme con la decisión y apeló al Tribunal de Apelaciones del Segundo Circuito insistiendo en el argumento de que su cuenta de Twitter era un instrumento privado que utilizaba en ejercicio de su libertad de expresión y que podía limitar el acceso a otros. Además, sostuvo que, en la medida en que la cuenta está controlada por el gobierno, las publicaciones en la misma son discursos gubernamentales a los que no se aplica la Primera Enmienda.

Sin embargo, el tribunal de circuito vuelve a resolver en contra de Trump. "Concluimos que la evidencia de la naturaleza oficial de la cuenta es abrumadora. También concluimos que una vez que el presidente ha elegido una plataforma y ha abierto su espacio interactivo a millones de usuarios y participantes, no puede excluir selectivamente a aquellos que tienen puntos de vista con los que él no está de acuerdo”.

"Debido a que el presidente, como hemos visto, actúa en una capacidad oficial cuando hace tweets, concluimos que actúa en la misma capacidad cuando bloquea a quienes no están de acuerdo con él", continúa la opinión. "En el caso, un funcionario público y sus subordinados retienen y usan una cuenta de redes sociales abierta al público como una cuenta oficial para asuntos oficiales. Esa cuenta tiene características interactivas abiertas al público, lo que hace que la interacción pública sea una característica prominente de la cuenta. Estos factores significan que la cuenta no es privada ... En consecuencia, el presidente excluyó a los Demandantes individuales de una propiedad controlada por el gobierno cuando usó la función de bloqueo de la cuenta para excluir las voces desfavorecidas ".

Seguramente el caso será llevado por el presidente norteamericano hasta la Suprema Corte.

Más información hollywoodreporter.com/thr-esq/

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

powered by social2s