Logos de redes sociales

 

Gracias a las redes sociales se ha podido detener a otro delincuente. Esta vez se trata de un ciudadano alemán de 34 años respecto de quien INTERPOL emitió una alerta roja pidiendo su detención y que fue localizado gracias a que vendía pollo.

Se trata de Maximilian Fernsebner quien logró hacer una vida de relativa paz en Tailandia hasta que a mediados de mayo alguien tomó fotos de él ayudando a su esposa a vender pollo rostizado en la ciudad de Pak Chong. La mujer no generó simpatías por vender pollo y ganar su sustento, pero él, quizá por ser extranjero, sí las generó y la foto se hizo viral con alabanzas al “buen esposo”.

En Alemania, Maximilian Fernsebner está acusado de venta de drogas ilícitas online, participación en un robo y posesión y distribución de pornografía infantil, delitos graves, especialmente el último. Al haber huido se emitió una alerta roja para su captura.

Algún policía tailandés cuando miró la foto de este sujeto decidió buscar sus antecedentes y comprobar su situación con la embajada alemana y ahí notaron que existía una orden de captura por lo que se instruyó a la policía para que lo detuviera en su casa en la pequeña villa Ban Pong Prathun donde vivía con su esposa tailandesa.

Fernsebner logró huir de la policía y se escondió un par de días en un arroyo local, respirando por un tubo. Finalmente decidió entregarse así que telefoneó a su madre en Alemania y dijo a las autoridades que se sometía, pero que para hacerlo requería que estuviera presente algún funcionario de la embajada alemana. Así, su rendición tuvo que esperar a que el funcionario alemán viajara de Bangkok a Ban Pong Prathun.

La policía tailandesa reveló que Fernsebner entró a Tailandia en 2017 antes de que se emitiera la orden de captura. Una vez que fue emitida e inició su búsqueda, huyó del país por la frontera con Laos. Cuando la búsqueda terminó, contrató a un barquero laosiano para que lo regresara a Tailandia por un río. Llegado a Tailandia conoció a quien hizo su esposa y decidió quedarse a vivir en su tranquilo y pequeño poblado alejado de las grandes ciudades, esperando que ese fuera escondite suficiente... Hasta que su foto se hizo viral.

Ahora Maximilian Fernsebner está bajo custodia de la policía esperando ser deportado para que pueda enfrentar a la justicia en Alemania. Mientras, en Tailandia deja a una mujer engañada que no fue noticia cuando vendía pollos ni ahora que seguramente se queda desconcertada y con el corazón roto y humillado.

Más información bangkokpost.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net