Representación del islam

 

La policía de Bogor, Indonesia, anunció que han presentado cargos de blasfemia en contra de una mujer que el pasado domingo por la tarde entró a una mezquita con zapatos y llevando a un perro. La escena, que fue captada en video, ha causado el enojo de muchos grupos de musulmanes.

El uso de zapatos dentro de una mezquita está prohibido porque se considera que se trata de un terreno consagrado al islam, mientras que los perros se consideran animales impuros. Así, conforme con las enseñanzas del islam cualquier cosa que ha entrado en contacto con un perro, particularmente su saliva, ha quedado impuro y debe lavarse siete veces.

En los hechos ocurridos el domingo por la tarde en la mezquita de Bogor, en la provincia de Java Occidental, la mujer de 57 años identificada como SM entró al templo con los zapatos puestos y el perro en brazos buscando a su marido con la creencia de que ese día él contraería matrimonio en ese lugar con otra mujer.

En el video se aprecia que SM entró a la mezquita gritando a los presentes y pateando cosas, evitando salir cuando varios hombres intentaron sacarla. No fue sino hasta que se convenció que el marido no estaba ahí y que no había ninguna boda programada cuando ella accedió a dejar el templo.

Según la policía, todo indica que llevó al perro para que olfateara al esposo.

La vocera de la policía de Bogor, Ita Puspita Lena, declaró que una vez que los investigadores habían revisado la evidencia y hablado con los testigos, SM se convirtió en sospechosa de haber cometido blasfemia, un delito grave que es sancionado por las autoridades civiles pese a tratarse de un asunto exclusivamente religioso. Se trata de un delito tipificado en el Código Penal que se castiga con hasta cinco años de prisión.

Sobre el asunto, los familiares de SM declararon que ella sufre depresión por la situación de su matrimonio y que desde que ocurrieron los hechos fue admitida al Hospital de la Policía Nacional de Yakarta del este para observación.

“Su familia dice que ella ya había sido admitida a un hospital psiquiátrico; ella tiene dos certificados del hospital en donde se establece que sufre depresión”, declaró a los medios sobre el suceso el jefe de la policía de Bogor, A.M. Dicky.

Mientras tanto, el capítulo de Bagor del Consejo de Ulemas en Indonesia, el órgano musulmán de mayor jerarquía en el país, pidió a los fieles a mantener la calma: “Pedimos a la ummah (comunidad) que no sea provocada y que evite un situación no deseada. Esperemos al resultado de la investigación”, declaró en conferencia de prensa sostenida este lunes Ahmad Mukri Aji, presidente de la organización.

Helmy Faishal Zaini, secretario general de Nahdlatul Ulama, la organización islámica independiente más grande del mundo, también hizo un llamado a la calma y a no politizar el incidente: “No necesitamos sacar esto de contexto. La mujer estaba buscando a su marido que estaba por casarse; es un asunto privado”.

Pese a su situación emocional, es muy probable que SM sea procesada por el delito de blasfemia.

Más información jakartaglobe.id

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net