Birret y mazo

 

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) declara violatorio del derecho de la Unión la reforma judicial en Polonia que limita la edad de jubilación de jueces y supedita su continuidad al visto bueno del jefe de Estado.

El caso fue iniciado por la Comisión Europea (CE) porque el gobierno polaco se negó en reiteradas ocasiones a modificar la legislación aprobada por el partido que encabeza el gobierno, Ley y Justicia (PiS), que baja la edad jubilatoria de los magistrados del Tribunal Supremo de 70 a 65 años, lo que el Gobierno está utilizando desde principios de julio para deshacerse de jueces que no le son afines. Además, la reforma establece que la permanencia en el cargo tiene que ser aprobada por el presidente del país.

La CE señaló que esas medidas infringen la normativa de la Unión Europea (UE) porque socava el principio de independencia y, sobretodo, de inamovilidad de los jueces, violando las obligaciones de Polonia en virtud del tratado de la UE, además de que socavan la división de poderes y, por lo tanto, amenazan la democracia y el Estado de Derecho.

"La Comisión Europea ha decidido hoy llevar a Polonia ante el Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) por las violaciones del principio de independencia judicial creado por la nueva ley polaca sobre la Corte Suprema", indicó la CE en un comunicado.

La "reducción de la edad de jubilación (...) no está justificada por un objetivo legítimo y viola el principio de inamovilidad del juez, inherente a su independencia", señala en el fallo el TJUE.

El tribunal, con sede en Luxemburgo, da la razón a la CE, apuntando al carácter "discrecional" del poder para el presidente de Polonia de acordar una prórroga a un juez de la Corte Suprema.

"Esta facultad puede suscitar dudas legítimas, en particular entre los justiciables, sobre la impermeabilidad de los jueces afectados frente a elementos externos y sobre su neutralidad", apuntan los magistrados.

El fallo se inscribe en un procedimiento de infracción abierto por la Comisión Europea contra el gobierno polaco, que en última instancia podría implicar sanciones económicas si sigue violando las reglas europeas.

La reforma global del sistema judicial polaco desde el regreso al poder del PiS también motivó que la CE activara el duro procedimiento conocido como Artículo 7 por un riesgo de "violación grave del Estado de Derecho".

A largo plazo, este procedimiento puede implicar la suspensión del derecho a voto de Polonia en el seno de la UE, aunque Hungría, contra la que la Eurocámara también pidió aplicar el Artículo 7, ya adelantó que utilizará su derecho a veto para impedirlo.

Más información elespanol.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net