Lenguage y varios idiomas en inglés

 

El pasado viernes la Dieta de Japón aprobó una ley que por primera vez hace responsable al gobierno de la enseñanza del idioma japonés a los residentes extranjeros, aunque no deja de ser una ley con buenos deseos pues según analistas no establece medidas especificas para alcanzar el objetivo.

Desde 2001 existe una ley que promueve la cultura y las artes japoneses cuyo énfasis está en facilitar a los residentes extranjeros el entendimiento de la cultura japonesa, pero no se fomenta la integración a la sociedad, un tema que es visto como el objetivo final de la ley aprobada el viernes que pone el énfasis en la educación.

De esta forma, la ley obliga al gobierno a proporcionar a los residentes extranjeros “que deseen estudiar japonés garantizando en la medida de los posible la oportunidad de hacerlo de una forma que se ajuste a sus necesidades, capacidades y circunstancias en que se encuentren”.

La nueva disposición aplica tanto a niños, estudiantes, trabajadores asalariados, pasantes técnicos y refugiados.

La ley establece que son los municipios lo que tienen la responsabilidad de tomar las medidas apropiadas para facilitar la educación en el idioma e incentivar a los patrones a dar a sus trabajadores extranjeros y sus familiares oportunidades de cursos de japonés. Para ello, el gobierno central podrá tomar medidas fiscales que incentiven el cumplimiento de este objetivo.

Asimismo, la ley obliga a mejorar la calidad de las escuelas de japonés que existen y obliga al estado a tomar medidas tendientes a mejorar los salarios de los maestros.

Como parte de una política educativa integral, la ley obliga al ejecutivo a la creación de un consejo especial que coordine esfuerzos en la materia entre los ministerios de educación, de asuntos exteriores y de otros organismos públicos que tengan injerencia en la materia.

Según cifras del Ministerio de Justicia a finales del año pasado el número de residentes extranjeros en todo Japón fue de 2.73 millones un 6.6 por ciento más que el año anterior y una cifra récord que se espera se eleve aún más con los esfuerzos del gobierno de atraer trabajadores extranjeros para los sectores de la construcción, agricultura, pesca, enfermería y limpieza, entre otros.

La efectividad de esta ley dependerá en gran medida de los presupuestos que se asignen para la consecución del objetivo, así que quienes se dedican a la educación del idioma saben que, además de la ley, deberán ingeniarse con nuevas formas de maximizar los recursos que se otorguen.

Más información japantimes.co.jp

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net