Cruz de la Paz, en Bladensburg, Maryland

 

Con una decisión de siete a dos, la Suprema Corte de los Estados Unidos concluyó que el monumento de una cruz que se localiza en terreno público y es mantenida por una organización gubernamental no es inconstitucional porque la cruz no necesariamente tiene un significado religioso.

Se trata de la controversia que presentó la organización American Humanist Association en contra de un monumento llamado La Cruz de la Paz, en Bladensburg, Maryland, Estados Unidos, que fue colocado como homenaje a 49 soldados que perecieron durante la Primera Guerra Mundial.

Desde 1961, el mantenimiento de la estructura, que se encuentra en un área pública, está a cargo del Maryand-National Capital Park and Planning Commission y se han destinado unos 117 mil dólares para tal fin, mientras que otros 100 mil dólares se encuentran presupuestados para renovaciones necesarias pues actualmente la estructura está en muy mal estado.

El grupo peticionario, con sede en Washington, no discutió si el monumento era o no conmemorativo, sino que al ser una cruz gigante en propiedad del gobierno envía un mensaje de exclusión en violación de la Primera Enmienda, argumentando que los monumentos que honran a los veteranos de guerra debería respetarlos a todos y no únicamente a los de una sola religión.

En 2015 un Tribunal de Distrito se negó a ordenar que la cruz fuera retirada señalando que es un monumento de guerra secular históricamente significativo y que la agencia gubernamental tenía una razón no religiosa para mantenerla. Sin embargo, en 2017 la Corte de Apelaciones del Cuarto Circuito concluyó que el monumento debía ser retirado ya que “involucra excesivamente al gobierno en religión porque la cruz es el símbolo central del cristianismo y viola el muro que separa la iglesia y el estado".

La decisión fue llevada al máximo tribunal de los Estados Unidos, el que con una composición mayoritariamente conservadora y cristiana (mayoritariamente católicos) falló esta semana a favor del monumento considerando que la cruz se ha convertido en un símbolo secular, como las cruces y estrellas de David colocados en memoria de los caídos durante la Primera Guerra Mundial.

Leyendo la decisión de la mayoría, el juez Samuel Alito dijo que la cruz "se ha convertido en un hito comunitario prominente y su eliminación o alteración radical en la actualidad sería vista por muchos no como un acto neutral, sino como la manifestación de una hostilidad hacia la religión que no tiene lugar en las tradiciones de nuestra Cláusula de Establecimiento” de la Primera Enmienda de la Constitución.

"Y, contrariamente a las insinuaciones de los respondientes, no hay evidencia de intención discriminatoria en la selección del diseño del memorial o la decisión de una comisión de Maryland de mantenerlo. La Cláusula de Religión de la Constitución tiene como objetivo fomentar una sociedad en la que las personas de todas las creencias pueden vivir juntas en armonía y la presencia de la Cruz de Bladensburg en la tierra en la que ha permanecido durante tantos años es totalmente consistente con ese objetivo", escribió el juez Alito.

Manifestando su desacuerdo, la juez Ruth Bader Ginsburg dijo que la cruz claramente tiene un significado religioso y que los estadounidenses perfectamente conocen ese significado.

“Hace décadas esta Corte reconoció que la Cláusula de Establecimiento de la Primera Enmienda de la Constitución exige la neutralidad gubernamental entre las creencias religiosas y entre la religión y la no religión. ... Muchas veces desde entonces, la Corte ha reafirmado el compromiso de la Constitución con la neutralidad. Hoy en día, la Corte erosiona ese compromiso de neutralidad, disminuyendo el precedente diseñado para preservar la libertad individual y la armonía cívica a favor de una ‘presunción de constitucionalidad para monumentos, símbolos y prácticas de hace mucho tiempo’”.

La juez Ginsburg agregó: "La cruz latina es el principal símbolo de la fe cristiana, encarnando la afirmación teológica central del cristianismo: que el hijo de Dios murió en la cruz, que resucitó de los muertos y que su muerte y resurrección ofrecen la posibilidad de vida eterna. ... Precisamente porque la cruz simboliza estas creencias sectarias, es un marcador común para las tumbas de los soldados cristianos. Por la misma razón, usar la cruz como memorial de guerra no la transforma en un símbolo secular como las Cortes de Apelaciones han reconocido uniformemente".

La decisión, sin duda, tendrá consecuencias respecto de otros monumentos claramente cristianos que han sido recurridos, como otras cruces o los Diez Mandamientos, y seguramente logrará la permanencia de estos que están en propiedad pública y son sostenidos con recursos públicos. El establecimiento de nuevos monumentos de este tipo, sin embargo, no queda incluido en la decisión pues la misma se ha basado en razones históricas.

Más información npr.org

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net