Hélice de ADN

 

Una vez que la semana pasada se confirmó en una prueba genética que dos jóvenes que no se conocían son gemelas idénticas, la Dirección de Investigaciones Penales de Kenia, DCI por sus siglas en inglés, anunció que abrió una investigación para determinar lo ocurrido y, en su caso, fincar responsabilidades.

Se trata del caso de Sharon Mathius y Melon Lutenyo, dos jóvenes que se conocieron en Facebook en abril de 2018 cuando amigos y profesores las instaron a hacerlo diciéndoles que eran idénticas. En diciembre de ese mismo año decidieron encontrarse, pero no fue sino hasta abril de este año que, tras meses de confusión, decidieron buscar ayuda.

“Creemos que la investigación forense establecerá si se cometió algún delito o si alguna circunstancia atenuante llevó a la situación presente. Alentamos y pedimos a las familias relacionadas que se reporten a la oficina de la DCI en Kakamega para ayudar en la investigación”, alentó la dirección de investigaciones sobre la denuncia.

Como parte de esta investigación, Sharon y Melon, sus madres y la hermana de Sharon se sometieron a un exhaustivo análisis genético cuyos resultados fueron publicados el domingo 16 de junio por el laboratorio Lancet Kenia, cuyo director ejecutivo Ahmed Kalebi declaró que hay un cien por ciento de compatibilidad entre Sharon y Melon lo que las hace gemelas idénticas.

“Rosemary Khaveleli Onyango no puede ser excluida como la madre biológica de las gemelas que tienen un perfil alélico materno obligatorio compatible con una probabilidad del 99,999 por ciento", se lee en el informe.

Melvis Imbaya, quien fue educada por Rosemary Khaveleli Onyango como hermana de Sharon no está biológicamente relacionada con ellas, pero sí con Angeline Omina, la mujer que educó a Melon en Nairobi.

Hecha publica la información, la atención de Kenia ahora está puesta en George Kinoti, director del DCI, quien deberá responder una serie de cuestionamientos sobre lo ocurrido en la maternidad de Kakamega donde nacieron las gemelas en 1999, respondiendo tras una investigación si se trató de negligencia o de un cambio intencional y quiénes fueron responsables de los hechos, determinando si tienen alguna responsabilidad penal por el cambio de bebés.

Sobre el asunto, el doctor Kalebi del laboratorio genético piensa que el cambio fue producto de negligencia y que, lamentablemente, no se trata de un caso aislado.

Ahora en Kenia muchos deben estar buscando si sus doppelgänger son sólo eso, personas parecidas, o sus gemelos perdidos.

Más información allafrica.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net