Maqueta de Motor City en Dubái

 

Los pasados días 3 y 4 de junio, coincidiendo con Eid al-Fitr, la fiesta que marca el fin del mes de Ramadán en los musulmanes, los residentes de Motor City en Dubái se quedaron sin aire acondicionado en las zonas comunes debido a una deuda con la empresa proveedora del servicio de enfriamiento.

Motor City es un complejo residencial y de negocios de 38 millones de pies cuadrados que cuenta no sólo con casas y villas residenciales, edificios de departamentos y edificios de oficinas y concesionarias de automóviles, sino incluso con un autódromo de 5.39 km, certificado por la Federación Internacional de Automovilismo, y un parque temático sobre la Fórmula Uno. De ahí su nombre de Motor City.

El enorme complejo fue desarrollado por la empresa Union Properties, UP, una empresa que cotiza en el mercado financiero de Dubái, DFM por sus siglas en inglés. Además de los desarrollos urbanos, esta empresa cuenta con varias subsidiarias que proporcionan diferentes servicios como turísticos, de gestión y servicios integrados de instalaciones, de gestión de asociaciones de propietarios, de acondicionamiento de proyectos de interiores, así como de fabricación de accesorios de calefacción, ventilación y aire acondicionado.

En el caso de Motor City, la filial que gestiona la administración y la asociación de propietarios se llama Edacom y es la empresa encargada de cobrar las cuotas de los propietarios. Según un propietario los residentes pagan anualmente entre 18,000 y 20,000 dírham en mantenimiento, equivalentes a 4,900 y 5,400 dólares estadunidenses, lo que incluye el servicio de enfriamiento en áreas comúnes.

El 10 de junio, los residentes de Motor City recibieron un correo electrónico de Emicool, empresa subsidiaria de una financiera llamada Dubai Investments y que fue la que desarrolló y administra el sistema de enfriamiento en el complejo, diciendo que la interrupción del servicio en las áreas comunes fue consecuencia de “una gran deuda impagada” por UP.

Como respuesta, UP publicó un comunicado en el que señalan que ellos no son los responsables de pagar a Emicool por la prestación del servicio, sino su subsidiaria Edacom y que, por tal motivo, el pleito es con ellos. Esta declaración la hizo de conocimiento del mercado financiero de Dubái para evitar que la acción legal presentada en su contra tenga un impacto negativo en el valor de sus acciones.

En el comunicado, UP, además de deslindarse de responsabilidad, declara: “Somos conscientes de que la empresa responsable de los servicios de refrigeración de Motor City lamentablemente ha interrumpido el enfriamiento en las instalaciones públicas y eso va en contra de las regulaciones y leyes de la Autoridad Reguladora de Bienes Raíces".

El asunto se resolvió, por lo menos de momento, esta semana y los residentes fueron notificados mediante comunicado enviado por Edacom en el que señalan que el servicio de enfriamiento en áreas comunes no puede ser interrumpido por ninguna razón por Emicool según las leyes vigentes. Por tal motivo, declaran que de volver a presentarse la interrupción denunciarán la situación a la policía de Dubái.

Se desconoce, sin embargo, si la deuda ya fue saldada o si las empresas siguen en negociaciones. Pero es interesante hacer notar que en una ciudad en donde en estas fechas las temperaturas llegan a alcanzar 43 grados centígrados, el servicio de aire acondicionado opera semejante al del agua potable en varios países, en donde no puede ser cortado por falta de pago. Esto entre otras particularidades.

Más información gulfnews.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen de arabianbusiness.com