Madre e hijo

 

Los abogados que representan los intereses de Helen Maguire declararon que están próximos a presentar la demanda en contra de una agencia de adopciones de Dublín, Irlanda, St Patrick’s Guild, que entregó a su representada la hija equivocada.

En 1966 Helen Maguire dejó a su hija al cuidado de la agencia por seis semanas al término de las cuales regresó por la niña. Sin embargo, la niña que le entregaron no fue la suya, sino otra pequeña que estaba bajo el resguardo de la agencia.

St Patrick’s Guild fue una agencia fundada en 1910 que posteriormente se unió a la orden católica de las Hermanas de la Caridad. Los bebés que tenía bajo su cuidado eran ingresados en un hospital, alejados de sus madres y ahora se sabe que registraron de forma incorrecta por lo menos 126 nacimientos, además de haber estado involucrado en el envío ilegal de 520 niños a los Estados Unidos entre 1940 y 1970.

Cuando se conoció la noticia de los registros equivocados, Helen Maguire, de 71, decidió hacerse una prueba de ADN con su hija Christine Skipsey, de 52 años, gracias a la que descubrieron que no hay vínculo biológico entre ambas.

Se sabe que la asociación entregó en adopción a las pocas semanas de haberla recibido a la hija de Helen Maguire pese a que nunca se renunció a la patria potestad de la menor. Se desconoce con precisión a quiénes o a dónde fue enviada la niña y también se desconoce el origen de Christine Skipsey.

Ambas mujeres quieren respuestas y es por lo que, con la asesoría del despacho de abogados Coleman Legal Partners de Dublín que ha llevado otros casos de adopciones ilegales en contra de St Patrick’s Guild, decidieron presentar una demanda en contra de la agencia y de la Autoridad de Adopciones de Irlanda.

St Patrick’s Guild cerró sus puertas en 1980, pero sigue operando en la búsqueda de personas. Al haber sido administrada por una orden católica, esta organización es responsable legalmente de los actos de la organización.

Lo ocurrido en St Patrick’s Guild es una más de las situaciones de adopciones ilegales ocurridas en Irlanda, en donde, además de esta asociación, los llamados hogares de madres e hijos están siendo investigados. Uno de estos es el hogar de Tuam en donde se encontró una significativa cantidad de restos humanos de niños de cero a tres años que se cree fallecieron en la década de 1950. Tuam también estaba administrado por una orden de monjas de la iglesia católica.

Respecto del caso contra St Patrick’s Guild, en una entrevista Helen Maguire dijo: “Christine siempre será mi hija por lo que a mi respecta. Ella todavía es mi bebé y amo a Christine completamente”. Sin embargo, un delito se cometió hace 52 años, el de secuestro, y debe resolverse.

Más información irishtimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net