Representación de Internet

 

Este jueves, la Policía Federal Criminal de Alemania, BKA, llevó a cabo un gran operativo en trece estados federados respecto de delitos de incitación difundidos a través de Internet. La ciudad de Koblenz (Coblenza) fue donde se desplegó el mayor operativo con 12 domicilios cateados por las autoridades.

Este operativo forma parte del esfuerzo de la policía alemana de ejecutar las estrictas leyes que sancionan el discurso de odio y de incitación al odio, delito que se ha intensificado debido a Internet y redes sociales.

En este sentido, un estudio publicado el año pasado por dos académicos alemanes de la universidad de Warwick, en el Reino Unido, mostró la correlación que existe entre publicaciones de odio en Facebook y el incremento de delitos en contra de inmigrantes en Alemania.

En el operativo de esta semana en Koblenz, la policía vincula a las doce personas detenidas con la administración de grupos que publican mensajes inflamatorios llamados Los patriotas y Nuestra Alemania es patriota y libre. Los detenidos tienen entre 45 y 62 años.

La policía también sospecha que los detenidos han llamado abiertamente a sus seguidores a cometer diversos delitos, han incitado el odio racial y religioso e incluso han utilizado símbolos prohibidos que son todos los que hacen referencia al nazismo como la esvástica o cruz gamada.

Uno de estos detenidos, administrador de uno de los grupos de Facebook, también es líder local del partido de extrema derecha AfD, Alternativa por Alemania, que apoya políticas antiinmigrantes y muchos de cuyos miembros han llegado a negar la existencia del Holocausto.

Por esta vinculación entre el discurso de odio y la comisión de delitos, las redes sociales han empezado a fortalecer sus políticas en contra de publicaciones que inciten al odio. Así, este miércoles YouTube anunció la actualización de sus políticas en contra de mensajes supremacistas blancos y neonazis, diciendo que si bien ya eran difíciles de encontrar ahora los está eliminando. Incluso se eliminarán videos que nieguen hechos probados como ciertos como el Holocausto.

En 2017 el entonces ministro de Justicia de Alemania, Heiko Maas, presentó una iniciativa de ley con elevadas sanciones económicas para las empresas que administran redes sociales en Internet que no remuevan rápidamente contenido que ha sido reportado como discurso de odio. Esta iniciativa de ley fue criticada por Facebook, pese a lo cual fue aprobada por el poder legislativo. Se trata de una ley que impone multas de hasta 50 millones de euros a empresas de redes sociales que no borren el discurso de odio en un plazo de 24 horas desde que reciben el reporte de la publicación. Pese a la existencia de esta ley, como lo demuestra el operativo realizado este jueves, el discurso de odio se sigue publicando en Internet.

La realización de estos operativos por parte de la policía alemana parece estar dando frutos pues se reporta que la cifra de casos presentados por discurso de odio en diversas regiones del país ha disminuido de 2,770 denuncias en 2017 a 1,472 en 2018.

Más información dw.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net