Folder con lupa y palabra Secret

 

Ante la Corte de Distrito de Jerusalén en Israel, dio inicio el proceso en contra de un funcionario público israelí acusado de robo, posesión de documentos confidenciales y de filtración de información confidencial.

La identidad del acusado, su puesto y posición en el gobierno no es de conocimiento público ya que mediante orden judicial esta información quedó reservada. Por tal motivo, también se desconocen los detalles específicos de la acusación respecto del tipo de información robada.

La noticia se ha hecho de conocimiento público debido a un comunicado del Ministerio de Justicia en el que se señala que el funcionario está acusado de haber enviado información clasificada como “secreta” y “ultrasecreta” a personas que no tenían autorización para verla.

La investigación de este caso fue efectuada por la Unidad antifraude de la organización Lahav 433 de la Policía de Israel. Lahav 433 es una organización creada en enero de 2008 y se conoce como “el FBI” de Israel. El número cuatro es por el número de unidades que la conforman y el 33 por la Unidad 33 conocida como Gideonitas, en la que participan las fuerzas de contraterrorismo Mista'arvim, de las Fuerzas de Defensa de Israel.

Durante la audiencia que se efectuó esta semana, la fiscalía pidió que se mantenga en detención al acusado mientras dure el proceso, en tanto que el abogado del funcionario negó todos los cargos en contra de su cliente. Por la reserva de información se trata de un proceso a puerta cerrada.

Si bien no se ha hablado de espionaje estrictamente, los medios han relacionado este caso con el del exministro Gonen Segev quien el pasado mes de febrero fue sentenciado a 11 años de prisión por delitos de espionaje al haber entregado información clasificada a funcionarios de Irán durante seis años.

Gonen Segev, pediatra de profesión, fue miembro del Knesset y durante unos meses fue ministro de energía e infraestructura durante el gobierno de Yitzhak Rabin en la década de los años 90. Finalizada su carrera política decidió dedicarse a los negocios, pero fue detenido por haber traficado con éxtasis de los Países Bajos a Israel, pastillas que dijo haber confundido con chocolates M&M’s, y por fraude. Además de haber sido sentenciado a prisión, su licencia como médico fue revocada.

Tras su liberación anticipada en 2007 se trasladó a Nigeria en donde sirvió como médico del personal de la embajada de Israel. Según el proceso de 2018, fue contactado por agentes iraníes a quienes entregó información clasificada y sirvió de contacto entre iraníes y funcionarios de Israel. Segev fue deportado de Guinea Ecuatorial, país que le negó la entrada por sus antecedentes penales, a Israel en mayo de 2018 y en junio inició su proceso ante la Corte de Distrito de Jerusalén.

En el caso presente se desconoce qué tipo de información fue robada y filtrada, lo que se conocerá, probablemente, una vez que finalice el proceso.

Más información timesofisrael.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net