Imprimir
Categoría: El Derecho y la Actualidad
Visto: 1566
powered by social2s

Después de que el mes pasado la empresa Maclaren que fabrica coches o carriolas para bebés y niños, anunciara en los Estados Unidos que restituiría a los padres las carriolas compradas por haberse comprobada inseguras, en la Gran Bretaña se prepara una demanda en contra de la empresa por parte de al menos 15 padres de familia.

En Estados Unidos varios padres se quejaron de que los cochecitos habían lastimado y hasta amputado las puntas de los dedos de sus niños y tras varios incidentes de este tipo la empresa dio la cara cambiando las carriolas o bien entregando unas fundas que se colocan sobre los goznes para evitar machucones en los dedos.

 

Sin embargo estas acciones no se hicieron extensivas a otros países y la compañía declaró que fuera de la Unión Americana no habían existido reportes sobre lesiones.

Pero la firma legal Rusell, Jones y Walker de la Gran Bretaña anunció que emprendería acción legal contra la compañía por daños y hasta el momento ya existen 15 familias dispuestas a demandar para exigir una compensación de daños derivada de la amputación o heridas en los dedos de los bebés, lo que demuestra que sí ha habido daños.

Aunado a la demanda están exigiendo a la oficina británica encargada de comprobar el cumplimiento de las normas de seguridad que revise los estándares que aplica en la fabricación de sus productos la compañía Maclaren.

Las carriolas de esta compañía se venden en el Reino Unido en precios que van desde $105 dólares en su modelo más sencillo hasta $439 dólares en modelos más “equipados”.

No conocemos si en México se comercialice este producto, pero de ser así se puede aprovechar para pedir a la empresa que envíe las fundas para los goznes y así evitar lesiones en los niños.

Fuente Times on Line

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

powered by social2s