Manos de bebé y adulto

 

La empresa de servicios financieros JP Morgan llegó en Estados Unidos a un millonario acuerdo extrajudicial respecto del pago de permisos de paternidad a los padres. El banco, uno de los más antiguos del mundo, se ha comprometido a crear un fondo de 5 millones de dólares para pagar estas compensaciones.

El caso inició con la demanda que presentó en 2017 Derek Rotondo, empleado de la empresa, la que fue seguida de una acción colectiva presentada por la American Civil Liberties Union, ACLU, representando a otros padres que entre 2011 y 2017 fueron discriminados por las políticas de permisos de paternidad de la empresa.

El caso se originó cuando Derek Rotondo pidió 14 semanas de permiso de paternidad que la empresa ofrece a los progenitores que son cuidadores principales del bebé. Personal de recursos humanos negó el permiso de 14 semanas de Rotondo y le dijo que para los padres estaban disponibles sólo dos semanas de permiso, salvo que pudiera demostrar que la madre no podía ocuparse del recién nacido por razones médicas o porque había regresado al trabajo. Como la esposa de Derek Rotondo es maestra y el niño nació en las vacaciones de verano, no pudo demostrar que su esposa había regresado al trabajo.

Así, pese a que Dereck Rotondo y los demás empleados varones que se unieron a la acción colectiva son cuidadores principales, las políticas vigentes de la empresa no los reconocen como tal, asumiendo que son las madres siempre las cuidadoras principales. Sólo que los padres demuestren que las madres no pueden ocuparse de los niños por razones médicas o de trabajo, procede ser considerados como cuidadores principales.

El proceso iniciado por Rotondo ha concluido anticipadamente después de que JP Morgan aceptara crear el fondo de 5 millones para compensar a estos empleados por los permisos de paternidad no otorgados, además de cambiar las políticas hacia unas que no discriminen en función del género otorgando mismo trato a mujeres y hombres. Adicionalmente se comprometen a entrenar debidamente al personal de recursos humanos para que aplique estas políticas apropiadamente. Como sucede en todo acuerdo, JP Morgan no acepta la responsabilidad legal de las políticas que estaban vigentes.

Los abogados que representaron a Derek Rotondo aseguran que este acuerdo es el más grande alcanzado en la historia de los Estados Unidos en materia de permisos parentales.

Una vez que se dio a conocer el acuerdo, Reid Broda, consejero general asociado de JP Morgan, dijo que la empresa, “está complacida de haber llegado a un acuerdo en este asunto y espera comunicar efectivamente la política para que todos los empleados, hombres y mujeres, conozcan sus beneficios”.

“Agradecemos al señor Rotondo el haber presentado este asunto a nuestra atención”, agregó el directivo.

“Amo a mis hijos y todo lo que quería era pasar tiempo con ellos cuando nacieron”, declaró sobre el proceso Derek Rotondo.

Más información bbc.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net