Vladimir Putin con Ramzan Kadyrov

 

Con fundamento en una ley ratificada en marzo en Rusia que prohíbe las ofensas a las autoridades y símbolos nacionales, otras dos personas han sido imputadas por ofensas al presidente Vladimir Putin por señalamientos hechos en redes sociales.

Los imputados son el bloguero Sergei Komandirov por haber compuesto una rima que publicó en redes sociales, y Leonid Volkov, ayudante de Alexei Navalny, fiero opositor de Putin, por un mensaje escrito en su cuenta de Twitter.

La mencionada ley castiga con multas de hasta 100,000 rublos, unos US$1,500, a quienes ofendan de forma evidente a las autoridades, a las personas, la bandera rusa o la Constitución. Los reincidentes pueden recibir penas de prisión de hasta 15 días.

El primer veredicto de culpabilidad del nuevo tipo penal se dictó a mediados de abril de este año, apenas dos días después del inicio de vigencia de la disposición. El sentenciado a pagar una multa de 30,000 rublos, US$470, fue Yuri Kartyzhev, quien publicó dos mensajes en redes sociales en los que se leía “Putin es un fantástico &%$=& (grosería)”.

Precisamente, la lectura de esa sentencia de culpabilidad por parte del juez fue lo que provocó que Leonid Volkov escribiera en su cuenta de Twitter “Putin es un increíble &%$=& (grosería)”, palabras por las que ha sido imputado. Cabe señalar que Volkov se encuentra purgando una sentencia de 20 días de cárcel por haber organizado una marcha para protestar en contra de una polémica ley en materia de pensiones.

Dos días antes de que se dictara la sentencia, la entidad de supervisión en materia de telecomunicaciones advirtió a los medios de comunicación que frases como “Putin es un ladrón” o “Rusia Unida es un partido de cucarachas y ladrones”, son frases prohibidas conforme con la nueva ley.

Como respuesta varios usuarios de redes sociales decidieron cambiar el lenguaje de sus protestas y publicar imágenes con letreros en los que se lee: “Gracias a Putin por”, seguido de frases como “tiendas que venden piratería”, “medicinas caras e inaccesibles”, “impuestos extorsivos”, “una vida a crédito”, “empobrecidos pensionistas y trabajadores”, “degradar la ciencia y la educación” y “vender la riqueza de la nación”. Por lo pronto estos mensajes no han sido calificados de “evidentemente ofensivos”.

Si bien la sanción por ofender a las autoridades es nueva, no lo es insultar o profanar a la bandera. Así, en 2015 la fiscalía abrió investigación por la portada de una revista de modas en la que la miss Rusia del momento, Sofia Nikitchuk, aparecía cubierta por una tela que parece ser de seda y que semeja a la bandera rusa, bajo la frase “El sabor de la victoria”. Un escándalo similar se presentó en México en 2008 cuando Paulina Rubio apareció en una revista cubriendo su cuerpo desnudo con la bandera nacional. En este caso la cantante fue sancionada con una multa conforme con disposiciones establecidas en la Ley sobre el Escudo, la Bandera y el Himno Nacionales.

Las disposiciones que sancionan las ofensas a las autoridades han sido usadas tradicionalmente por los diferentes gobiernos como medidas eficaces para silenciar a sus opositores en clara violación a la libertad de expresión. Un caso reciente se presentó la semana pasada en Turquía con la imputación a la principal opositora al régimen del presidente Erdogan en Estambul.

Más información themoscowtimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net