Mazo judicial

 

En la primera sentencia que un tribunal japonés emite respecto de la extinta Ley de Eugenesia, declarada inconstitucional, se ha negado compensar a dos mujeres que fueron esterilizadas en contra de su voluntad bajo el argumento de que la acción ha prescrito.

La Ley de Protección de Eugenesia, que inició vigencia en 1946 tras la Segunda Guerra Mundial y que reemplazó a una ley previa de 1940, ordenaba que todas las personas con discapacidades intelectuales, enfermedades mentales o trastornos hereditarios fueran esterilizadas para prevenir nacimientos de descendientes "inferiores”. Incluso legalizaba el aborto respecto de ciertos embarazos sin requerir el consentimiento ni de la madre ni del padre, sino la aprobación por parte del Consejo de Protección de Eugenesia de la prefectura. Bajo esta ley, alrededor de unas 16,000 personas fueron esterilizadas sin su consentimiento y se calcula que en total unas 25,000 personas fueron esterilizadas. La ley estuvo vigente hasta 1996 cuando cambió a la Ley de Protección Materna.

Sobre el tema de la eugenesia que estuvo siendo discutido en Japón durante años, el pasado mes de abril la Dieta de ese país aprobó una ley en la que se establece la obligación de compensar económicamente a las personas que fueron sometidas a esterilización forzosa entre 1946 y 1996 independientemente de que hubieren otorgado o no su consentimiento.

Pese a la aprobación de esta ley, muchas de las víctimas de la Ley de Eugenesia coincidieron en la negligencia del gobierno en ofrecer disculpas y en la demora en ofrecer compensaciones y decidieron seguir adelante con los procesos que habían iniciado antes de que la ley de compensación fuera aprobada.

De esta forma, la sentencia dictada este martes en la Corte de Distrito de Sendai es la primera respecto de estas demandas. Se trata del proceso iniciado por dos mujeres, una en la década de sus años 60 y la otra de sus años 70, ambas de la prefectura de Miyagi.

En la demanda, las víctimas expusieron que bajo la hoy extinta Ley de Eugenesia el gobierno les negó su capacidad de autodeterminación para tener hijos y criarlos, en violación directa a la Constitución que garantiza los derechos de equidad bajo la ley y de perseguir la felicidad.

Pedían una reparación de 71.5 millones de yenes, equivalentes a unos 653,000 dólares estadunidenses.

En el proceso, el estado argumento que al estar vigente la ley de compensación no existe la obligación de compensarlas directamente.

El tribunal concluyó que como estas mujeres fueron esterilizadas hace más de 40 años, los 20 años que establece la ley para solicitar reparación del daño habían expirado, negando su solicitud.

Ahora las dos víctimas pueden apelar la decisión o presentar sus solicitudes para ser compensadas con la ley aprobada en abril. Se trata de una legislación que dispone una compensación máxima por persona de 3.2 millones de yenes, equivalentes a unos US$28,600. Antes de determinar y otorgar la compensación, el estado investiga cada caso.

Otros procesos similares se están resolviendo en diferentes cortes de distrito de Japón, pero es de esperarse que las decisiones sean similares a esta de Sendai.

Más información japantimes.co.jp

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net