Mazo judicial

 

Ante el Tribunal de Apelación de Ancona, Italia, se celebró el lunes 20 de mayo la primera audiencia del proceso de revisión del caso de Federico Scotta, sentenciado a 11 años de prisión por pertenecer a una presunta organización de pedofilia cuya existencia nunca se pudo demostrar.

Se trata de uno de los casos de la llamada investigación Diavoli della Bassa, Bajos demonios, que siguió en Italia al fenómeno conocido como “pánico satánico”, surgido en Estados Unidos y el Reino Unido en el que diferentes personas fueron acusadas de cometer actos de abuso sexual a menores y de ejecutar ritos satánicos con ellos.

En Italia, en la región de Emilia-Romana, Federico Scotta y su esposa fueron detenidos el 7 de julio de 1992 en su casa en el poblado de Mirandola, bajo sospecha de pertenecer a la supuesta organización. Como resultado de las investigaciones les quitaron la custodia de sus tres hijos, a los que nunca han vuelto a ver, y pocos meses después, de la maternidad de un hospital las autoridades también se llevaron a su cuarto hijo recién nacido.

Eventualmente la esposa de Federico Scotta fue absuelta, pero él fue condenado a 11 años de prisión por haber abusado sexualmente de niños.

Dentro de esta investigación, otras personas fueron condenadas, se retiró la custodia de los padres de 16 niños y como resultado colateral una madre se suicidó cuando le quitaron la custodia de su hija Marta, entonces de 8 años, y el padre Giorgio Govoni, acusado de vestir a los niños con túnicas blancas y ejercer ritos satánicos con ellos en un cementerio, murió de un infarto en la oficina de su abogado. El padre Govoni fue absuelto de los cargos post mortem.

La reapertura del proceso de Scotta se logró después de la investigación efectuada por el periodista Pablo Trincia, quien en su libro Veleno, expone diferentes dudas sobre la certidumbre de las acusaciones, con los testimonios de dos de las presuntas víctimas que creen haber sido manipulados por el psicólogo del caso para presentar las acusaciones.

La investigación de Trinicia llega al origen de las acusaciones, a Darío, entonces un niño en un entorno problemático, quien tras varias sesiones psicológicas empezó a contar la historia de los ritos satánicos y los abusos, nombrando a varias familias de compañeros de escuela, entre ellos a Federico Scotta. Trinicia expone que todos los implicados fueron padres que estaban bajo la mira de servicios infantiles por estar pasando momentos financieros difíciles. Además, todos ellos fueron interrogados por el mismo psicólogo y fueron revisados por un solo ginecólogo quien estableció que los niños habían sido abusados, conclusión que otros médicos negaron.

Con esta investigación y el ruido que varios programas de televisión que sobre este caso han sido transmitidos en Italia, la abogada de Federico Scotta, Patrizia Micai, logró la reapertura del caso del que espera que se anule la sentencia de culpabilidad y se “elimine la fea mancha de ser llamado pedófilo”, como declaró Federico Scotta a The Guardian.

Resultado de la primera audiencia, el tribunal de Ancona aplazó la siguiente audiencia hasta el 10 de octubre otorgando un plazo para que los magistrados soliciten al tribunal de Módena que juzgó el caso, que envíe documentos relacionados con el proceso que terminó con la condena de Scotta. Se trata de un aplazamiento que era esperado por las partes.

Este caso recuerda al de los Cinco de Islandia, un caso de homicidio ocurrido en ese país en la década de 1970 y que el psicólogo forense Gisli Gudjonsson expone como un caso del síndrome de memoria falsa.

En este caso, cinco personas fueron detenidas con fundamento en rumores y al cabo de varios meses de investigación terminaron confesando los homicidios de dos hombres, aunque ninguno de ellos está muy seguro de sus recuerdos.

El fenómeno del “pánico satánico” fue llevado a la pantalla grande por Alejandro Amenábar en el thriller psicológico Regression protagonizado por Ethan Hawke y Emma Watson.

Más información theguardian.com /sulpanaro.net

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net