Logo de Facebook

 

En el cantón de Berna, Suiza, las autoridades de protección a la infancia han ordenado a una abuela que deje de publicar fotografías y videos en redes sociales de su nieta de siete años.

El caso llegó a ser de conocimiento de las autoridades cuando la madre de la niña, quien aparentemente no es la hija de la abuela, pidió que se ordenara a la mujer a dejar de publicar las imágenes de la niña en redes sociales.

La agencia de protección de la infancia de Berna, Kindes- und Erwachsenenschutzbehörden (KESB), escribió a la abuela para solicitarle que cesara de hacer las publicaciones, pero la señora respondió que nadie podía decirle qué hacer, particularmente porque no estaba publicando fotografías de la niña desnuda, y siguió haciéndolo.

Como respuesta el KESB ha amenazado a la abuela con iniciar acciones legales si persiste en sus actos.

Un reciente estudio realizado por Sandra Husi-Stämpfli y Rita Jedelhauser, titulado Las imágenes de los niños en las redes sociales desde el punto de vista de la privacidad y la protección de los niños, publicado a finales del pasado mes de abril, concluye que publicar imágenes de los niños infringe sus derechos personales y recomienda que no se publiquen fotografías y videos de menores en línea.

Sobre el particular, Yvonne Feri, presidente de KESB a nivel federal, dijo que debe existir sentido común y precaución al publicar las fotos de los niños, particularmente cuando sus rostros son visibles. “Las fotos dejan rastro en línea y pueden lastimar a los niños más adelante”.

Pese a que las autoridades de protección a la infancia reconocen que es un derecho de los niños el que no se publiquen en la red sus imágenes, saben que es una tendencia generalizada por lo que se trata de un problema reconocido. En este sentido, la empresa de seguridad en Internet AVG señala que el 80 por ciento de los menores de edad ya tienen presencia en la red.

Las consecuencias de estas publicaciones son palpables cuando los padres están peleando por sus hijos y sus derechos de privacidad, según lo declaró al semanario dominical suizo SonntagsZeitung, la presidente de la KESB en Berna, Charlotte Christener.

El SonntagsZeitung sugiere que los padres no publiquen en la red fotografías de sus hijos menores de 14 años y que a los mayores de esa edad les soliciten autorización para hacerlo. Sin embargo, no se trata de una disposición legal por lo que son poco los padres que siguen esta pauta.

Ya desde hace varios años Frank Abagnale, quien en la década de los años 60, entre los 16 y los 21 años de edad se hizo pasar por un abogado, un médico y un piloto de avión habiendo falsificado millonarios cheques que luego cobraba, ha alertado sobre el peligro que corremos por el exceso de información que damos en redes sociales.

Así, explica que con la tecnología existente actualmente, como programas de reconocimiento facial, es muy fácil robar la identidad de las personas: “Si me dices tu fecha de nacimiento y el lugar donde naciste (en Facebook) tengo el 98 por ciento del camino andado para robar tu identidad”, dijo Abagnale en Londres en una conferencia que impartió en 2013.

A estos y otros peligros exponemos a nuestros hijos cuando publicamos sus imágenes.

Más información thelocal.ch

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial concediendo crédito a miabogadoenlinea.net