Manos tras las rejas

 

A partir del próximo 3 de junio, los acusados de delitos menores en el estado de Lagos, Nigeria, no serán sancionados con penas de prisión en un intento de descongestionar las cárceles y hacer más eficiente la impartición de justicia.

El anuncio fue realizado por la juez principal del poder judicial de Lagos, Opeyemi Oke, durante la presentación de dos nuevas direcciones, la de Prácticas de la Administración de Justicia del Código de Justicia Penal, ACJL, y la de Prácticas de Justicia Restaurativa. En derecho inglés, herencia en Nigeria por la colonia británica, una dirección de prácticas es un protocolo adicional en los tribunales a las reglas procedimentales en materia civil o penal.

“Hoy día en Nigeria hemos visto innumerables casos en los que los acusados son arrestados por delitos menores como robo o vagancia; son encerrados en prisiones por la más pequeña razón para unirse a la saturada población de detenidos que esperan juicio”, dijo la juez Oke.

“De hecho, los detenidos que esperan juicio son más del 75 por ciento de los internos en nuestras prisiones actualmente.

“Están en nuestras prisiones con criminales endurecidos y para el momento en que salen se han iniciado en una vida delictiva y están listos para diseminar terror, muerte y destrucción en sus posteriores salidas de la cárcel”.

Con la nueva organización, estos delincuentes menores serán enviados a centros de direcciones de prácticas en que no se apliquen sentencias de custodia y en su lugar se sancione con multas o trabajo comunitario, siempre que los acusados tomen responsabilidad de sus acciones.

La juez Oke concluyó su participación señalando que los objetivos de las nuevas direcciones de práctica son juicios san más expeditos, una mejora en las tasas de eliminación de casos y, “con suerte, esto culminará en la descongestión de nuestras prisiones".

Más información allafrica.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net