Corbata

 

En el proceso que se sigue en un tribunal en Newmarket, Ontario, Canadá, el abogado James Cooper Morton, quien años atrás fuera presidente de la Barra de Abogados de Ontario, se declaró culpable de bigamia y de haber falsificado documentos de divorcio.

James Morton ingresó a la Barra de Abogados de Ontario en 1988 y tenía licencia para ejercer en Ontario y en el territorio canadiense de Nunavut. Su licencia fue revocada por la Barra en agosto de 2018, poco tiempo después de haber sido imputado.

En 1990 contrajo matrimonio con la juez de paz Rhonda Shousterman, de quien no se divorció, pero falsificando documentación para poder contraer matrimonio con su asistente Jennifer Packwood.

El enredo legal en que el abogado Morton se metió empezó a ser descubierto en abril de 2018 cuando Jennifer Packwood pidió a un estudiante que solicitara ante el tribunal de Newmarket, ciudad al sur de Ontario, Canadá, el certificado del divorcio de Morton y la juez Shousterman, presentando para ello la documentación legal que Morton le mostró sobre el supuesto trámite del divorcio.

El oficial del tribunal que recibió la documentación del supuesto divorcio notó algunas inconsistencias como que el número de expediente era ficticio y que los dos jueces que se nombraban en la documentación no habían presidido ningún caso de divorcio del abogado y la juez, quien preside un tribunal en Newmarket. El oficial del tribunal dio parte de esta situación a la policía.

Conocida esta información, para calmar los ánimos de Jennifer Packwood, Morton falsificó un certificado de divorcio con el cual la pareja contrajo matrimonio el 12 de mayo, en las Cataratas de Niágara.

La investigación, sin embargo, ya estaba en curso cuando se celebró el matrimonio.

El 8 de mayo de 2018 la policía interrogó a la juez Shousterman sobre la falsificación de la documentación de divorcio. Ella dijo estar al tanto de la investigación, pero se mostró confundida sobre quién podría haber falsificado ese documento, sin desconfiar de su esposo.

El 23 de mayo el abogado Morton fue interrogado y declaró que había contemplado la posibilidad del divorcio, pero negó haber contraído un segundo matrimonio. Cuando la policía le presentó fotografías de ese segundo casamiento, el abogado guardó silencio.

El 26 de junio de ese año, James Morton fue detenido acusado de bigamia, obstrucción a la justicia y delitos relacionados con la falsificación de documentos. Paralelamente se abrió proceso disciplinario ante la Barra de Abogados de Ontario, la que decidió finalmente por revocarle la licencia profesional.

El viernes de la semana pasada, Morton se declaró culpable de bigamia y de falsificación de la documentación de divorcio. El fiscal del caso pidió una sentencia de seis meses, mientras que su abogado defensor pidió que se desecharan los cargos. La sentencia será dictada hasta el próximo mes de julio.

Sobre este proceso se ha deslindado de toda responsabilidad a Jennifer Packwood, quien ha declarado que el matrimonio falso ha sido “el evento más traumático de su vida”. Ante medios locales aclaró que este caso le ha reportado más que el matrimonio falso pues acusó a la Barra de Abogados de Ontario de haberla implicado en el delito mediante la publicación de artículos con “insinuaciones y desinformación descarada”.

Se desconoce por el momento si Morton podrá recuperar su licencia para ejercer como abogado una vez que sea sentenciado.

Más información globalnews.ca

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net