Instrumental quirúrgico

 

Este miércoles, la Dieta de Japón aprobó una ley en la que se compensará económicamente a las personas que fueron sometidas a esterilización forzosa entre 1946 y 1996 mientras estuvo vigente en ese país la ley de eugenesia.

La Ley de Protección de Eugenesia, que inició vigencia en 1946 tras la Segunda Guerra Mundial y que reemplazó a una ley previa de 1940, ordenaba que todas las personas con discapacidades intelectuales, enfermedades mentales o trastornos hereditarios fueran esterilizadas para prevenir nacimientos de descendientes "inferiores”. Incluso legalizaba el aborto respecto de ciertos embarazos sin requerir el consentimiento ni de la madre ni del padre, sino la aprobación por parte del Consejo de Protección de Eugenesia de la prefectura. Bajo esta ley, alrededor de unas 16,000 personas fueron esterilizadas sin su consentimiento.

La iniciativa de esta ley fue aprobada el 11 de abril por la Cámara de Representantes y este miércoles por la Casa de los Consejeros, cámara alta de la Dieta de Japón. En ella se establece una compensación máxima de 3.2 millones de yenes, US$28,600, para cada sobreviviente de la ley de eugenesia, hayan consentido o no a la esterilización. Se calcula que fueron unas 25,000 personas las que en total fueron operadas durante la vigencia de la ley.

Para ser debidamente compensados, el ministerio de bienestar deberá aprobar las solicitudes presentadas por las víctimas. En los casos en que no exista evidencia de las operaciones de esterilización, un panel de expertos del ministerio decidirá si procede o no la compensación basado en exámenes médicos, testimonios de los sobrevivientes y de personas relacionadas, entre otros factores.

La ley también obliga a los gobiernos estatales y locales a hacer del conocimiento de las víctimas los términos y alcances de esta ley, pero de forma general pues las notificaciones individuales no serán realizadas por motivos de privacidad.

“El gobierno reflexiona sinceramente y se disculpa profundamente” se lee en un comunicado emitido por el primer ministro Shinzo Abe quien se encuentra de viaje en Europa. “Para no repetir la situación, el gobierno hará sus mayores esfuerzos para crear una sociedad en la que las personas puedan coexistir sin importar su enfermedad o discapacidad”.

Muchas de las víctimas de la ley de eugenesia opinan que el gobierno ha sido negligente en ofrecer disculpas y compensar pues más de veinte años después de abrogada la ley de eugenesia se está reconociendo la responsabilidad del estado. Por tal motivo, algunas de las víctimas han declarado que seguirán los procesos judiciales que ya han incoado y en las que están solicitando compensaciones de hasta 30 millones de yenes.

“Continuaré con mi demanda para que nuestra sociedad entienda lo que ocurrió”, declaró con lenguaje de señas un hombre de 80 años de la prefectura de Hyogo, quien fue sometido en 1968 a una esterilización por su discapacidad auditiva.

A finales de mayo, la Corte de Distrito de Sendai emitirá la primera decisión respecto de una de las primeras demandas presentadas en contra de la ley de eugenesia que en 1996 fue reformada y renombrada como Ley de Protección Materna.

Para evitar que se vuelva a presentar una situación semejante, la ley aprobada exige que el gobierno realice una investigación respecto de las esterilizaciones forzadas realizadas en el pasado.

Más información japantimes.co.jp

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net