Imprimir
Categoría: El Derecho y la Actualidad
Visto: 273
Anillos

 

En un caso que ha llamado la atención de los medios porque la razón del divorcio según el esposo es que “la chispa del amor se apagó” la Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia de Colombia estableció que el matrimonio también tiene un carácter contractual.

En el caso un hombre trataba de eludir la obligación de pagar una pensión alimenticia después del divorcio con el argumento de que esa obligación únicamente nace cuando la expareja está en condiciones de marginalidad o debilidad manifiesta. Sin embargo, la Sala Civil rechazó sus argumentos.

En sus argumentos de defensa el hombre manifestó que “se acabó la chispa, entonces decidí irme de la casa”, confesión que constituyó una prueba para que la Corte Suprema le considerara el culpable de la ruptura del matrimonio, quedando firme la pensión alimenticia fijada en favor de la exesposa, la cual pretendió modificar mediante una acción de tutela (equivalente al amparo en México).

La Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia señaló que “el matrimonio, así tenga carácter religioso, tiene también un carácter contractual. Ello determina que las partes contratantes están obligadas a cumplir las obligaciones que emergen de ese acto. De tal manera que, si alguno de los dos incumple, pues obviamente está llamada a indemnizar”.

De acuerdo con el alto tribunal, el abandono del hogar por parte de una de las dos personas que lo conforman acarrea el rompimiento del contrato matrimonial, y por tanto una sanción legal.

Ello, "sin importar que el rompimiento haya sucedido porque haya querido irse o se haya ido con otra persona", advirtió el presidente de la Sala Civil, el magistrado Octavio Augusto Tejeiro, y agregó que en un matrimonio sí importa el motivo del rompimiento para efectos legales.

En el caso de México, en los estados de Ciudad de México, Coahuila, Estado de México, Guerrero, Hidalgo, Tamaulipas, Puebla, San Luis Potosí, Sonora, Yucatán, y Nuevo León el motivo de rompimiento ya no importa ni se establecen culpables, porque se ha establecido lo que se conoce como divorcio incausado, comúnmente conocido como divorcio exprés.

Además, la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha establecido en distintas tesis aisladas y una jurisprudencia que exigir la acreditación de causales para decretar la disolución del vínculo matrimonial es una violación al derecho al libre desarrollo de la personalidad, por lo que basta con que uno de los cónyuges lo solicite sin necesidad de expresar motivo alguno. No obstante, el hecho de que en esos casos se decrete el divorcio sin la existencia de cónyuge culpable no implica desconocer la necesidad de resolver las cuestiones familiares relacionadas con la disolución del matrimonio, como son los alimentos.

Más información infobae.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net