0
0
0
s2smodern
Ruinas de Machu Picchu

 

Desde hace catorce años la propiedad de 22 mil de las 35,000 hectáreas de terreno en donde se ubica Machu Picchu estaban en controversia, pero finalmente la Sala de Derecho Constitucional y Social de la Corte Suprema de Justicia de Perú declaró que la superficie es propiedad del estado peruano y no de una familia.

La demanda fue presentada en el año 2005 por la familia Zavaleta Zavaleta afirmando que el estado peruano le había expropiado de manera ilegal los terrenos donde se encuentran la Llaqta Inca y la Red de Caminos Inca de Machu Picchu.

Adicionalmente, exigían una indemnización de 150 millones de soles (unos 45 millones de dólares) por los ingresos de los turistas que accedieron a los predios durante el tiempo del litigio.

Las hermanas Roxana y Victoria Abrill también reclamaron la propiedad del parque arqueológico de Machu Picchu al considerarse herederas legales de las ruinas y reclamar desde 2003 una compensación de 100 millones de dólares.

Según las demandas, en 1944 los Abrill y los Zavaleta se repartieron el complejo arqueológico. En manos de los primeros quedaron las ruinas y los otros recibieron los terrenos de alrededor, donde está la red de caminos inca.

Pero en el proceso se demostró que la legislación peruana hacía propietario al estado peruano de los restos arqueológicos.

Aunado a que también se demostró de forma fehaciente que las tierras fueron expropiadas legalmente por la Dirección General de Reforma Agraria en los años 1960 y 1970 a favor del estado.

La ciudadela de Machu Picchu, famosa a nivel mundial desde el viaje exploratorio del estadounidense Hiram Bingham en 1911, es reconocida desde 1983 como patrimonio cultural de la humanidad por la Unesco y desde 2007 es considerada una de las nuevas siete maravillas del mundo.

Más información elpopular.pe

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

0
0
0
s2smodern