Yate Luna

 

La semana pasada, una corte de apelaciones de Dubái, Emiratos Árabes Unidos, concluyó que el embargo ordenado en primera instancia del yate de lujo Luna al oligarca ruso Farkhad Akhmedov fue ilegal y ordenó su regreso.

Se trata de un capítulo más del contendido divorcio entre Farkhad Akhmedov y Tatyana Akhmedova. La pareja se conoció en Rusia cuando ella tenía 17 años. Contrajeron matrimonio en 1993 y en el 2000 mudaron su residencia al Reino Unido. El matrimonio concluyó en 2014, aunque él argumentaba que había sido en el 2000 en Rusia. Acudieron ante los tribunales británicos para obtener el divorcio.

En diciembre de 2016, el Tribunal Superior de Londres concedió el divorcio y reconoció que Tatyana tiene derecho a casi la mitad de la fortuna de su exmarido, pues la misma se amasó durante el matrimonio. Así, de los casi 900 millones de libras esterlinas de los que se valuó la fortuna del magnate ruso, a ella se le otorgó el derecho sobre 453 millones de libras esterlinas.

En 2017 Tatyana Akhmedova regresó a los tribunales a acusar a su exmarido de incumplir el acuerdo de divorcio y como parte de este proceso, el juez concedió a la exesposa derecho sobre la mansión de 20 millones de libras esterlinas que el matrimonio compró en Surrey, Inglaterra, así como la propiedad de la colección de arte, valuada en 90 millones de libras esterlinas, y del Aston Martin de 350,000 libras esterlinas, además del lujoso yate Luna que fue encontrado en Puerto Rashid, la famosa marina de Dubái.

Los abogados de Tatyana solicitaron a un tribunal en Dubái el decomiso del yate, el 23º más lujoso del mundo, pero Farkhad Akhmedov apeló la decisión ante los Tribunales del Centro Financiero Internacional de Dubái que concluyó la semana pasada que el decomiso no fue legal y ordenó, no sólo el regreso del yate al exesposo, sino el pago de costas legales a Tatyana Akhmedova.

Conforme con información de Reuters, los abogados de Tatyana Akhmedova declararon que seguirán intentando ante tribunales de Dubái la ejecución de la sentencia del Tribunal Superior de Londres por lo que es muy probable que el yate continúe en la marina de Dubái.

Luna, una embarcación de 115 metros, cuenta con nueve cubiertas, dos helipuertos, 10 lujosos cuartos y una piscina de 20 metros de largo. Fue adquirido por Akhmedov a su compatriota, el también oligarca Roman Abramovich, en 2014. Abramovich es propietario del club de fútbol Chelsea y su divorcio también fue de una significativa cantidad.

Más información bbc.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net