Claqueta

 

Una corte de apelaciones de California ha dado nueva vida a la demanda promovida en contra de Mark Sinclair Vincent, más conocido por su nombre artístico, Vin Diesel, por la producción de la película xXx: El regreso de Xander Cage.

George Zakk, productor de la película xXx original de 2002, demandó en mayo de 2016 al actor y a Revolution Studios, alegando que se le había excluido de la secuela. Zakk colaboró con Diesel a través de su compañía One Race Films hasta 2007, y afirma que tiene derecho al reconocimiento y regalías por las secuelas de las películas que ayudó a crear. Diesel, One Race y The H Collective compraron los derechos de las secuelas xXx de los estudios Revolution en abril pasado.

En mayo de 2017 un juez del Tribunal Superior de Los Ángeles desechó la demanda de Zakk al considerar que los supuestos acuerdos orales deberían haberse hecho constar por escrito, ya que la legislación establece que los acuerdos con respecto a los servicios que no se realicen en el plazo de un año a partir de la fecha en que se realizan, deben realizarse por escrito y que se encontraba dentro de los supuesto de lo que se conoce como “estatuto de fraudes”.

Pero finalmente el tribunal de apelaciones concluyó que Zakk “... cumplió con todas sus obligaciones en virtud del presunto contrato oral o implícito, lo que fue suficiente para no caiga en el supuesto de estatuto de fraudes". El estatuto de fraudes establece que "todas las promesas del contrato están dentro del Estatuto hasta que una de las partes del contrato complete su desempeño".

El tribunal también concluyó que Zakk aun cuenta con el derecho de demandar, ya que el término para hacerlo empezó a correr a partir de que se lanzó la secuela xXx en enero de 2017 y no a partir del estreno de 2002.

Con esta decisión, Zakk podrá probar su argumento de que ayudó a Diesel a lanzar su carrera y que los dos acordaron que Zakk recibiría crédito y regalías como productor en cualquier proyecto en el que los dos trabajaron juntos a través de One Race Films, productora propiedad de Diesel. Su relación comercial terminó en 2007, pero Zakk afirma que tiene derecho a recibir crédito como productor y regalías por las secuelas de cualquiera de las películas que ayudó a crear. Zakk afirma que Diesel mantuvo su parte del trato para Riddick en 2013, pero no para xXx: The Return of Xander Cage. Zakk está demandando el pago de 275,000 dólares y un crédito de productor ejecutivo, además de daños.

Más información hollywoodreporter.com/thr-esq

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net