Estambul, Turquía

 

Después de una controversia que ha durado siete años, un tribunal de Estambul, Turquía, concedió la razón a un empresario y abogado turco que demandó a la armadora de automóviles británica Land Rover por el funcionamiento defectuoso del vehículo que compró en 2013.

Conforme con los hechos expuestos, Engin Yakut compró en Estambul en 2013 un vehículo Range Rover Vogue con valor de 170,000 euros. El costoso automóvil, sin embargo, dejó de funcionar un día cuando lo conducía a 80 kilómetros por hora.

“El motor no funciona, los tornillos de la transmisión no aprietan debido a una avería y falla en la producción”, fue el reporte emitido por Land Rover sobre la descompostura del vehículo de Yakut.

Engin Yakut pidió a Land Rover que le cambiaran el vehículo por uno nuevo, pero cuando la empresa no respondió a tres comunicados, decidió presentar una demanda que quedó radicada ante el Octavo Tribunal en Materia de Consumo de Estambul, en donde se escucharon peritajes de expertos de la Universidad Técnica de Estambul y de la Universidad Técnica Yıldız.

Finalmente, el tribunal falló en contra de Land Rover y le ordenó pagar a Yakut 397,800 liras turcas, equivalentes a 66,100 euros, muy por debajo del valor original del vehículo.

Esta sentencia, sin embargo, será apelada como lo hizo saber el abogado de Land Rover, İnci Akın, quien asegura que los tribunales turcos no tienen jurisdicción sobre la armadora británica. La apelación será presentada, según declaró el abogado, en cuanto se reciba la sentencia por escrito.

Por su parte, el abogado de Yakut, Candaş Gürol, se manifestó satisfecho con la decisión y declaró que si Land Rover no cumple, llevarán el caso ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea y la Asociación de Consumidores de la Unión Europea.

Más información hurriyetdailynews.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net