Pistola

 

Ese lunes, el Consejo Francés de la Fe Musulmana, CFCM por sus siglas en francés, anunció que presentó denuncia en contra de Facebook y de YouTube por haber permitido la transmisión pública del video en vivo de los ataques a la mezquita en Christchurch, Nueva Zelanda, del 15 de marzo.

De acuerdo con la agencia de noticias AFP, la denuncia se presentó en contra de las sucursales de Facebook y YouTube en Francia, por "transmitir un mensaje con contenido violento que incita al terrorismo, o de una naturaleza que probablemente viole seriamente la dignidad humana y que pueda ser vista por un menor". Se trata de delitos que conforme con la legislación penal francesa pueden ser sancionados con prisión de hasta tres años y la imposición de multas de hasta 75,000 euros.

Si bien en Facebook declararon que rápidamente bajaron el video sobre la masacre en la mezquita en la que fueron asesinadas 50 personas, la organización musulmana francesa, que agrupa a varios millones de personas, señala que la plataforma tardó en retirarlo 29 minutos desde el inicio de la transmisión. Esto significa que se pudo transmitir todo el video de 17 minutos de duración.

Por el incremento de los delitos que se comenten en redes sociales y la difusión de mensajes de odio o que incitan a la violencia, las grandes plataformas como Facebook, Twitter y YouTube se han comprometido a bajar o eliminar lo más pronto posible estos contenidos. Así, Facebook cuenta con una especie de “policía” que se encarga de revisar los contenidos y en su caso bloquear el acceso a los mismos cuando se infringen las reglas de uso y se incita a la violencia, al odio o a la ilegalidad. Pese a esto, la administración de esta empresa fue criticada en el pasado por no haber bloqueado efectivamente a personas y sitios que acosan a menores y que han sido reportadas en varias oportunidades y ahora por no haber sido lo suficientemente rápidos para bloquear videos de violencia o incitación a cometer actos de violencia.

Incluso la semana pasada, un comité de la Cámara de Representantes del Congreso de los Estados Unidos, cuestionó a Facebook, Twitter, Microsoft y YouTube por la amplia difusión del video de la masacre de Christchurch, recordando a las empresas que es de “crítica importancia” filtrar las imágenes violentas que se aprecian en el video por motivos de seguridad nacional.

Facebook y YouTube tendrán que presentar una buena defensa para no ser multados.

Más información france24.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net