Imprimir
Categoría: El Derecho y la Actualidad
Visto: 368
powered by social2s
Caja con cajas de zapatos de Nike

 

Ante la Corte de Circuito del condado de Multnomah, en Oregon, Estados Unidos, un exdirectivo de la gigante empresa de ropa y artículos deportivos Nike ha presentado una demanda en su contra por presunta discriminación racial.

La demanda fue presentada por Ahmer Inam, un ejecutivo originario de la India que empezó a laborar en Nike en 2015 como director senior de analítica avanzada. Una vez en el puesto, Ahmer Inam se dio cuenta de que no sólo le pagaban “un salario que estaba casi US$50,000 por debajo de lo que en el mercado se paga por alguien con sus antecedentes, calificaciones y experiencia”, sino US$75,000 por debajo de por lo menos un trabajador de raza blanca con educación y experiencia similares.

Adicionalmente al salario, Inam expone en su demanda por discriminación racial que le negaron un ascenso pese a “estar más calificado para el puesto” que el colega blanco que finalmente lo obtuvo. Esta mayor calificación la explica diciendo que tiene dos maestrías mientras que quien obtuvo el puesto tiene un grado de bachiller, además de que cuenta con “casi 20 años de experiencia en analíticas avanzadas y predictivas”, lo que era parte de las funciones del puesto.

Inam explica que cuando se percató de este trato desigual presentó su queja ante el Departamento de Recursos Humanos el que le respondió que “no debía documentar sus preocupaciones con tal detalle que alguien podría ser despedido”, sino que debía explicar de forma generalizada.

Cuando se aproximó al CEO de Nike, Mark Parker, este “lo dejó colgado durante meses y no le dejó otra alternativa que dejar la compañía”, lo que ocurrió en enero de este año.

Por lo anterior, Ahmer Inam acusa en su demanda a Nike de haberle otorgado “un trato desigual debido a su raza, color y nacionalidad”, lo que incluye el pago de un salario inferior al de sus colegas de raza blanca, la negativa de oportunidades de ascenso pese a estar más calificado y la falta de “intervención” o de “proporcionar asistencia útil” cuando formalmente reportó sus “preocupaciones respecto de la discriminación”.

Ahmer Inam, dice en la demanda que “existe un patrón de tratamiento intimidatorio y hostil que difiere marcadamente de la forma en que [Nike] trata a los miembros blancos de [sus] equipos”.

La abogada Dana Sullivan del despacho de abogados Buchanan Angeli Altschul & Sullivan, que representa a Inam en este caso, declaró que este caso “revela la hipocresía del esfuerzo de la mercadotecnia de Nike de presentarse como una campeona en diversidad”.

Por lo anterior, Ahmer Inam pide una compensación por daños de casi US$900,000 dólares más los honorarios de sus abogados.

Esta demanda se une a la que fue presentada en agosto de 2018 en contra de Nike por mujeres que acusan a la empresa de “intencional y voluntariamente discriminar” a las mujeres en términos de “salario, ascensos y condiciones de empleo”. Se trata de una acción colectiva que empieza a crecer, con más personas uniéndose al reclamo en contra de la creación de un ambiente de trabajo hostil para las mujeres.

Sobre la demanda de Inam un representante de Nike dijo que no podían comentar sobre demandas en curso, pero que “Nike está comprometida con la creación de una cultura de empoderamiento y respeto en la que todos pueden sobresalir y contribuir con nuestro éxito”. Ya veremos qué opina en juez.

Más información thefashionlaw.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

powered by social2s