0
0
0
s2smodern
Mazo judicial

 

En una decisión que parece estar en consonancia con la promesa del gobierno chino de combatir la piratería, una corte en Pekín falló a favor de la armadora británica de automóviles Jaguar por la copia de su modelo Evoque por la armadora de autos china Jiangling Motor Corporation, JMC.

La corte concluyó en este proceso que inició hace tres años, que JMC había copiado características específicas del modelo Evoque de Jaguar Land Rover en su modelo Landwind X7, el que tiene un valor en el mercado de 14,000 libras esterlinas frente al precio de 40,000 del modelo de Land Rover.

Con esta conclusión, el tribunal ordenó a JMC detener inmediatamente la producción del vehículo en cuestión y pagar a Jaguar Land Rover una compensación.

“Acogemos satisfactoriamente esta decisión de la corte de Pekín que fortalece más nuestra confianza en la inversión en China y en la equidad de la adjudicación de propiedad intelectual en los tribunales chinos”, declaró a los medios Keith Benjamin directo del departamento legal de Jaguar Land Rover, empresa británica propiedad del conglomerado indio Tata.

“Esta sentencia es una clara señal de que la ley está siendo aplicada apropiadamente para proteger a los consumidores y defender sus derechos para que no sean engañados, además de proteger las inversiones de las empresas en diseño e innovación”, concluyó el abogado Benjamin.

Este tipo de sentencias fortalecen la confianza de empresas no chinas que durante décadas se han quejado de plagio por empresas chinas. Empresas como Under Armour o Michael Jordan, han presentado acciones legales por el plagio de sus productos o marcas.

La fabricante de artículos deportivos New Balance litigó durante años la copia por una empresa local de sus zapatos deportivos y de su logo “N”. En 2017 el tribunal impuso a la empresa china una fuerte medida cautelar para que dejara de copiar los zapatos.

Quizá, sin embargo, la decisión que más ha llamado la atención sobre este particular fue la emitida a finales de 2017 a favor de la empresa danesa Lego en contra de la china Bela por la copia de los famosos bloques de plástico para armar. En esta decisión, al igual que en el caso de Jaguar Land Rover, se concluyó que se estaba copiando el diseño de lo bloques y se le otorgó protección a Lego en contra de esa competencia desleal.

Por estas preocupaciones en materia de propiedad intelectual, en octubre de 2018 el presidente de la Suprema Corte Popular, magistrado Zhou Qiang, anunció planes para implementar una corte de apelaciones nacional en materia de derechos de propiedad intelectual que dependerá de la Suprema Corte Popular y resolverá apelaciones en materia de “conocimientos altamente especializados” particularmente patentes en inventos e innovaciones.

Esta fue una respuesta directa a la acusación del gobierno de los Estados Unidos que señala que la laxa protección a la propiedad intelectual que China otorga le cuesta unos 600 mil millardos al año. Pekín rechaza esta cifra y dice que las regalías pagadas a los Estados Unidos aumentaron de 3.46 millardos en 2011 a 7.2 millardos en 2017.

Más información theguardian.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

0
0
0
s2smodern