Logo de Twitter

 

Un congresista republicano ha presentado una demanda en contra de Twitter y de otras personas alegando haber sido difamado en diversas cuentas que Twitter no retiró. Además, acusa a la empresa de microblogging de haberle negado el derecho de réplica al haberlo bloqueado parcialmente.

Se trata del representante del distrito 22 de California, Devin Nunes, quien en entrevista en un programa de televisión de la cadena Fox el pasado lunes aseguró haber presentado la demanda en contra de Twitter, cuando, en realidad, la misma fue presentada ante un tribunal del estado de Virginia el martes por la mañana según lo comprobó un reportero de BuzzFeed.

La demanda se presentó en contra de Twitter, de Liz Mair, una estratega de comunicaciones del partido republicano que en el pasado ha sida crítica de Nunes, y de quienes resulten responsables por operar las cuentas @DevinNunesMom y @devincow, entre otras, que hacen parodia del congresista. Twitter permite las cuentas de parodia, siempre que no pretendan personificar a la otra persona confundiendo al público.

Devin Nunes acusa a Twitter, además, de haber bloqueado parcialmente su cuenta en lo que se conoce como “shadow banning”, una práctica que en el pasado la empresa ha negado realizar. Así, acusa a Twitter de ser parcial hacia los conservadores y al asegurar que otras empresas de tecnología también lo son, anunció que esta es sólo la primera demanda de este tipo pues planea demandar a otras como Facebook.

“El shadow-banning fue intencional” se lee en la demanda de Nunes, haciendo notar que Twitter es un medio “esencial” para tener una participación significativa en la democracia estadunidense. “Estuvo calculado para interferir con e influir sobre las elecciones federales e interferir con la investigación de Nunes como actual miembro del Comité Permanente de Inteligencia de la Cámara de Representantes”.

Particularmente, Nunes acusa a la cuenta @DevinNunesMom de haberlo difamado al haber publicado un diagrama en el que aparecen los nombres de Vladimir Putin, Donald Trump y de él en una posición sexual comprometedora. El congresista insiste en que Twitter es responsable de esta difamación porque no eliminó el mensaje y porque no le permitió ejercitar su libre expresión al haberlo bloqueado parcialmente.

Con esta demanda, el congresista pone a juicio la Sección 230 de la Ley de Decencia de las Comunicaciones que exime de responsabilidad a las empresas de Internet por mucho del contenido que sus usuarios publican.

“Nunes piensa que Twitter es simultáneamente responsable de prohibir todo lo que a él le gusta y de no prohibir todo lo que a él no le gusta”, explicó a BuzzFeed el profesor de Derecho de la Universidad de Stanford, Mark Lemley. “Es casi seguro que la demanda caiga en los supuestos de la Sección 230. Además, es contraria al estatuto anti-SLAPP de Virginia. Es probable que Nunes termine pagando los honorarios legales de Twitter”. (El estatuto anti-SLAPP es en contra de las demandas frívolas destinadas a restringir la actividad de la Primera Enmienda).

Al momento de escribir esta nota, ni de la oficina del representante Nunes ni de Twitter se habían emitido comunicados sobre la demanda y Liz Mair dijo desconocer los términos de la demanda y saber que el congresista la iba a demandar por los dichos de un reportero y declinó hacer más comentarios al respecto.

Más información buzzfeed.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net