Playa y piedras en equilibrio

 

La Corte Suprema Administrativa de Tailandia concluyó la legalidad del plan del Departamento de Parques Nacionales de limitar el número de visitantes a las Islas Similan ubicadas en mar de Andamán para evitar mayores daños medioambientales.

Las Islas Similan forman parte del parque nacional Mo Ko Similan desde 1982. El 9 de octubre de 2018 el departamento de Parques Nacionales, Vida Silvestre y Conservación de Plantas de Tailandia anunció que limitaría el ingreso a 3,325 visitantes por día y a 525 buzos, estableciendo la regla general de que nadie podría pasar la noche, salvo que se contara con una autorización especial.

Representantes de operadores turísticos en las islas Similan y Surin recurrieron la decisión del órgano administrativo ante el Tribunal Administrativo de Phuket, pidiendo que se anulara la decisión porque ponía en riesgo sus negocios y su forma de vida.

El 30 de diciembre de 2018, el Tribunal Administrativo de Phuket ordenó el levantamiento del límite a visitantes del 1 de enero al 31 de marzo de este año, pero el Departamento de Parques Nacionales, por supuesto, apeló el fallo exponiendo que el creciente número de turistas excede la capacidad de las islas y pone en riesgo el equilibrio al medio ambiente.

La Corte Suprema Administrativa del país del sureste asiático falló en sentido contrario al tribunal de menor instancia, concluyendo que la representante de los operadores turísticos no había expuesto un argumento válido en contra de limitar el aumento de visitas a las islas.

“La orden del Tribunal Administrativo de Phuket llevará a un grave daño”, concluyó la Suprema Corte Administrativa en su decisión publicada este miércoles.

La decisión de limitar el número de turistas en este paradisiaco lugar sigue a la decisión de cerrar indefinidamente el acceso a turistas a Maya Bay en la provincia de Krabi tomada en marzo de 2018. En este lugar el daño extensivo comenzó con la filmación de la película The Beach en el año 2000 en la que la producción de la 20th Century Fox dañó las dunas de arena, taló cocotales y quitó hierba para ampliar la zona de playa. En 2006 la Suprema Corte de Tailandia confirmó fallos de instancias inferiores en que responsabilizaron a la 20th Century Fox y a algunos funcionarios tailandeses del daño ecológico ocasionado.

La decisión de cerrar Maya Bay era, originalmente, por cuatro meses. Pero debido al daño ecológico extensivo, las autoridades decidieron el cierre indefinido del lugar mientras lo tratan de rehabilitar.

Más información bangkokpost.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net